Plataformas digitales pagarán impuestos

0

En el paquete económico que el Ejecutivo entregó recientemente a la Cámara de Diputados, se establece cobrar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) a plataformas digitales que hasta ahora no han pagado dicho gravamen a la hacienda pública.

Estas plataformas, conocidas como Over the Top (OTTs), por ejemplo, Netflix, tienen alcance en diversos países del mundo, incluyendo México, por supuesto. Si bien en muchos otros países ya pagan impuestos, éste no era el caso mexicano. Aunque este tipo de empresas no tengan un domicilio físico en el país, esto no obstará para que desde el 2020 empiecen a pagar los impuestos que corresponden, como cualquier otra empresa con actividad económica en México.

Aunado a la miscelánea fiscal entregada a los Diputados, por parte del Senado, el senador Ricardo Monreal, del partido Morena, tiene preparada una iniciativa para que estas plataformas digitales, además de pagar impuestos, tengan en su oferta programática un 30 por ciento de contenido nacional.

Este último punto es, por un lado, en apoyo a toda la industria nacional, productores y distribuidores locales de contenidos; y por el otro, para fomentar la cultura y la identidad mexicana. Esta medida ya existe en la regulación del cine mexicano hace años, y equivale a que 10 por ciento de las películas que se proyectan en las salas, tengan contenido nacional. Al parecer ha funcionado bien.

La parte tributaria de la iniciativa del senador Monreal, para que las OTTs paguen impuestos, como cualquier otra empresa en México, es para evitar una competencia desleal. Esto además de los cuantiosos recursos que estas empresas generan en el mercado mexicano, ya que no pagan alrededor de $3.5 mil millones de pesos en impuestos.

Esta propuesta regulatoria, que fomenta una equidad tributaria, significa modificaciones a la Ley del IVA y a la Ley de Telecomunicaciones. Al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) se le dotará de facultades para poder supervisar que el 30 por ciento de los contenidos, de este tipo de plataformas, efectivamente sean nacionales.

Lo deseable en este tipo de regulaciones es que las OTTs no trasladen la carga fiscal a sus usuarios, porque entonces sería el consumidor el que termine pagando los impuestos a los que estarán obligados. Pero esto requiere otro tipo de regulación.

Esperemos que esta legislación llegue a buen puerto y que México se ponga a la vanguardia con las mejores prácticas internacionales.

Share.