Telmex, la huelga que no será

0

La semana pasada comenté en este espacio que ante la probable separación funcional de los servicios al mayoreo de Telmex, ordenada por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), el sindicato de la empresa de Carlos Slim amenazó con estallar una huelga el próximo 25 de abril. A la postura del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) se ha sumado el apoyo del Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México, de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México y del secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida.

El uso corporativo, por parte de Carlos Slim, de los liderazgos sindicales para presionar su agenda personal no es nuevo. La única vez que la extinta Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) pretendió imponer una regulación asimétrica a Telmex, a fines del siglo pasado, el STRM, junto con el sindicato de sobrecargos de Alejandra Barrales, llevaron a una multitud de personas para bloquear el acceso a las oficinas de la Cofetel.

Sin embargo, me parece que esta amenaza no responde a la legítima defensa de los intereses de los trabajadores sino a una estrategia mediática por parte de América Móvil (AMX), quien junto con sus agencias de medios y ONG afines pretenden hacernos creer que las medidas del IFT implican un duro golpe a la empresa y su viabilidad, y así crear un ánimo favorable para que se les autorice el ingreso al único mercado de telecomunicaciones que aún no dominan, a pesar del incumplimiento constante a las medidas de regulación asimétrica que les fueron impuestas, particularmente por lo que hace a la compartición de torres, postes y ductos, y a la desagregación efectiva de su red local.

Si bien es cierto que en todos los reportes publicados el IFT expresamente declara que AMX ha dado cumplimiento documental a sus obligaciones, también lo es que el propio IFT reconoce que nunca ha hecho una evaluación sobre el cumplimiento efectivo de la regulación de preponderancia. Es decir, AMX ha entregado todos los papeles que le han pedido, pero ni el IFT sabe si en la realidad las obligaciones se han cumplido o no. Aún más, de manera implícita, el IFT ha reconocido que la regulación asimétrica no fue cumplida ya que consideró necesario modificarla y, aparentemente, endurecerla.

Digo que esta dureza es aparente porque si uno lee con cuidado las casi 1,500 páginas de la resolución del IFT, las medidas aún tienen plazos muy amplios para su debida implementación; algunas pueden tardar hasta dos años más para tener algún efecto práctico en la realidad del mercado. Para fundamentar mi pesimismo, podemos tomar como ejemplo los resultados en la implementación del sistema electrónico de gestión, vigente en el papel desde hace tres años pero inoperante en la realidad al día de hoy.

En el papel, el sistema electrónico de gestión debería ofrecer a los competidores la misma información sobre infraestructura con la que cuenta AMX, a fin de que aquellos estén en la posibilidad de acceder a ésta bajo los mismos términos y condiciones, los mismos procesos y los mismos sistemas. Pues bien, a tres años de haber sido impuesta la obligación, aún no opera el sistema electrónico de gestión y los competidores desconocen la ubicación y características de la infraestructura que supuestamente AMX debe poner a su disposición. La pregunta que cabe formular es: si en tres años el IFT ha sido incapaz de lograr el funcionamiento del sistema electrónico de gestión, ¿tendrá la voluntad y capacidad necesarias para lograr la separación funcional de Telmex de manera efectiva? En mi opinión, y dada la negligencia con la que el IFT ha desempeñado sus obligaciones en materia de verificación y supervisión del cumplimiento efectivo de las medidas de preponderancia, me parece que la respuesta es no.

Telmex y su sindicato se sienten cómodos con un IFT timorato, así es que le aseguro que la amenaza de huelga es puro rollo. Saben que del papel a la realidad hay un gran trecho que el IFT no va a seguir. Es más fácil llenar carpetas con papeles que digan que todo funciona muy bien que modificar la realidad del mercado.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image