Qué hay detrás del regreso de Aristegui

0

2018-10-2

La semana pasada se anunció que el 17 de octubre Carmen Aristegui regresa a las frecuencias de la radiodifusión nacional vía un acuerdo con Grupo Radio Centro, que comanda Francisco Pancho Aguirre. Es una buena noticia que la comunicadora haya podido regresar a un espacio en la radio nacional y que cualquier noción de veto haya quedado atrás. Sin lugar a dudas, hará mucho más competida la mañana en los ratings de la radio, pero es una noticia que tiene varios ángulos a analizar. Veamos:

*Pulverización de audiencias: no se entiende la decisión de Pancho de tener tres frecuencias distintas en la CDMX —y en el resto del país— dedicadas a informativos. Y es que, bajo el nuevo arreglo, Radio Centro tendrá cada mañana compitiendo entre sí a Sergio Sarmiento y Lupita Juárez en la 92.1 de FM; a Carlos Loret de Mola en la 88.1 FM y, ahora, a Carmen Aristegui en la 97.7 FM. De hecho, la 88.1 y la 97.7 son estaciones “hechizas” en materia informativa, pues el resto del día llevan programación musical.

Bajo ninguna lógica empresarial hace negocio el hecho de pulverizar audiencias entre tres comunicadores. Radio Fórmula, de la familia Azcárraga Romandía, tiene dos cadenas nacionales noticiosas, no tres; y, de hecho, en sus planes de eficiencia financiera está sólo quedarse con una. Así que la decisión de Radio Centro es más bien política.

*La decisión política: Radio Centro está en proceso de pagar y/o de impugnar multas por el impago en la cadena de TV en la que falló y fue multada con 415 millones de pesos. También, tiene abiertos tres procesos por frecuencias de radio que no pagó en la pasada licitación (y le podrían costar otros 7 millones de pesos en multas). Aunque aquí aduce errores en el procedimiento del Instituto Federal de Telecomunicaciones, dado que otro licitante habría inflado ilegalmente los precios en la primera licitación de radio FM del país.

Asimismo, es altamente dependiente de recursos públicos que le ingresan como publicidad. El año pasado, las estaciones de Radio Centro recibieron, según la Secretaría de la Función Pública, más de 129 millones de pesos en publicidad oficial. Ahora que se ha hecho público que estos recursos irán a la baja en la siguiente administración, es evidente que Radio Centro busca hacer “migas” con Andrés Manuel López Obrador al poner al aire a una personalidad que él mismo sugirió regresase a los micrófonos. La idea es no perder estos recursos que representan 13% de su venta total.

En Radio Centro saben que con las recientes contrataciones están aumentado sus costos y que además traen grandes deudas. Para mejorar sus ventas, ayer anunciaron la incorporación de dos nuevos directivos, provenientes de Televisa Radio/Prisa. Pronto se darán cuenta que, aunque Radio Centro cotiza en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), al igual que Televisa o Prisa, en realidad su manejo es más el de una empresa netamente familiar.

*Un viejo anhelo: para nadie en la industria es un secreto que Pancho Aguirre tenía años tratando de llevar a sus estaciones a Carmen Aristegui. A su salida de W Radio (sociedad de Televisa y Prisa), Pancho trató de contratarla; de hecho, él presume que durante meses le ayudó en lo económico. Pero cuando llevó su contratación al Consejo de Administración de Radio Centro, sus hermanos no aceptaron la contratación por lo oneroso de ésta, en particular Carlos Aguirre, quien era entonces el director general de la empresa.

Hoy el tema es distinto, pues los hermanos que frenaron a Pancho ya no están en Radio Centro, con lo que pudo haberle ofrecido, sin mayor oposición de su Consejo, cualquier salario. De hecho, ha trascendido que el arreglo entre el empresario y comunicadora conlleva, además de un importante sueldo, un porcentaje de ingresos por comercialización de spots.

Pancho es un hombre que busca lograr sus metas, aunque salgan caras a la empresa que comanda. Así, ya tiene a un precio alto (425 millones) una licencia para un canal de TV en la CDMX, anhelo que tenía desde que el gobierno de López Portillo le requisó a su familia el Canal 13 para convertirlo en Imevisión. Ahora, ya tienen entre sus comunicadores a Carmen Aristegui. Y desde luego, sus estaciones le dan una importante audiencia, sobre todo musical, en todo el país.

*Una radio cambiante: la radio nacional ha cambiado en los tres años desde que Aristegui dejó los micrófonos de MVS por un complicado litigio con la familia Vargas, mismo que sigue pendiente. Hay mucha más competencia en el horario matutino, con comunicadores relevantes y que operan en varias plataformas de manera exitosa. Tan sólo por mencionar a algunos de los más destacados: Alejandro Villalvazo (ACIR-TV Azteca); Ciro Gómez Leyva (Radio Fórmula-Imagen); Carlos Loret de Mola (Televisa-Radio Centro); Gabriela Warkentin-Javier Risco (W Radio-El Financiero-Bloomberg); Sergio Sarmiento y Lupita Juárez (Radio Centro-TV Azteca); y, Óscar Mario Beteta (Radio Fórmula).

Pero también hubo cambios en la parte legal. La Ley de Réplica fue aprobada por el Congreso (2015) y validada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (2018), y hay nuevos criterios luego de la Ley de Responsabilidad Civil para la Protección del Derecho a la Vida Privada, el Honor y la propia Imagen en el D.F. (reformada en 2014). De ésta surgió el criterio de “Malicia Efectiva”. Así que hay nuevas disposiciones ya validadas por los más altos tribunales para rectificar por información falsa o inexacta y para resarcir daños por información transmitida con intención de causarlos. Con lo que ya todos los periodistas tienen que ser más cuidadosos en lo que trasmiten y, al ser Radio Centro una empresa que cotiza en la BMV, será fácil fijar los montos de reparación. Con ello, tanto la periodista como Radio Centro están más expuestos a demandas millonarias si cometen abusos o errores en un ánimo de ganar rating.

*¿Y José Gutiérrez Vivó? Pues este otro personaje que quiere regresar a la radio y también tiene el aval de AMLO aún no aparece en la programación de ninguna estación. Quizá los buenos oficios de un muy buen y combativo abogado le vengan bien. Y es que Javier Quijano es el abogado tanto de Aristegui como de Gutiérrez Vivó. Así que, ahora que hay contacto con Radio Centro, quizá pudieran dirimir un conflicto entre la empresa radiofónica y el periodista, litigio que lleva más de 15 años.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image

Abogado y analista para Televisa, ACIR, RadioFormula, IMER y periodico El Universal