La huelga de Telmex que no fue

0

Si usted es una de las 12 millones de personas que tienen contratada una línea telefónica con Telmex, podrá notar que hoy su teléfono sigue funcionando y que el sindicato de la telefónica no se fue a huelga como hace unos días había reiterado.

Todo acabó siendo una estrategia para presionar al gobierno federal y al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) para que a Telmex no le fueran impuestas nuevas medidas regulatorias. La amenaza de huelga surge, en forma, luego de que el IFT definiera que como parte de las medidas de preponderancia tendría que haber una “separación funcional” de la telefónica, acorde a lo que ha pasado en otras partes del mundo. Ante esto, el Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) anunció la huelga para hoy.

Sin embargo, nunca hubo notificación formal de huelga a ninguna de las dependencias que tendrían relación con el asunto: las Secretarías de Comunicaciones y Transportes (SCT), del Trabajo (STPS) y el IFT. De hecho, el propio sindicato ni siquiera llegó a la implementación de su propio Manual de Procedimientos para el estallamiento de la huelga. Tan nadie tomó el asunto como serio que en la SCT ni siquiera iniciaron una planeación de medidas para llevar a cabo la requisa de Telmex a efecto de mantener la continuidad del servicio telefónico, según mandata el artículo 117 de la Ley Federal de Telecomunicaciones. El sindicato, ayer por la tarde avisó que “posponía” su huelga al 12 de mayo.

Al baile del descredito no sólo fue llevado el Sindicato de Telmex, el otrora famoso STRM, sino otras agrupaciones de “izquierda” que se prestaron al juego: el Sindicato de la UNAM (STUNAM), el de Pilotos Aviadores (ASPA), algunos trabajadores del IMSS, la CNTE, el frente Francisco Villa y el comité de padres de los normalistas desaparecidos de Ayotzinapa.

El movimiento para la huelga nacional de la principal empresa telefónica del país debió de haberse tomado en serio. En cualquier otro país hasta alertas para los millones de suscriptores hubiera habido y aquí no pasó de unos cuantos comunicados y desplegados y, al parecer, nadie tomó en serio la amenaza.

De hecho, el activismo del STRM empezó a menguar luego de que el IFT se reuniera con los propios directivos de la telefónica el 7 de abril y acordaran hacer grupos de trabajo para ver la implementación de las nuevas medidas de preponderancia a Telmex. Ahora, el Sindicato —en acompañamiento de estas reuniones entre directivos de la empresa y el IFT— mueve el estallamiento a huelga para continuar la presión sobre las autoridades.

La separación funcional de Telmex parecer ser parte toral de las presiones que enfrenta el IFT. Curiosamente es una medida que fue puesta en práctica hace 10 años por el regulador británico —OFCOM— para la dominante British Telecom, pero los resultados de esta separación no han ayudado a integrar una plena competencia, según reportes del propio regulador. Aquí en México, la competencia de Telmex quiere una separación funcional “fuerte” y que además sea puesta en sus detalles a consulta pública, así que tanto Telmex como su competencia están “jalando la liga” para ver quién puede poner más presión en la mesa de los comisionados del IFT en un tema que vale miles de millones de pesos y podría ser clave para que Telmex dejara de tener 7 de cada 10 líneas de telefonía fija existentes en el país. Aunque con la mera posibilidad de mayor competencia sería suficiente.

En estos temas de cabildeo prácticamente todo es válido para unos y otros, pero a quien le ha tocado en este capítulo la parte más áspera es al STRM —y sindicatos aliados— cuyas amenazas de huelga ya no fueron tomadas en seriedad por nadie. Una lástima, pues cuando de verdad los derechos de los trabajadores telefonistas sean verdaderamente afectados nadie tomará en serio su causa.

Cambiando de temas:

Viento en popa para AMX y MVS: esta semana, el pleno del IFT estará aprobando la compra de AMX de 60 MHz de espectro radioeléctrico en la Banda de 2.5 GHz a MVS, operación anunciada desde noviembre del año pasado a la Bolsa Mexicana de Valores, pero sujeta a aprobación gubernamental.

Telcel, quien incluso antes de esta operación ya era el operador que detentaba la mayor parte de espectro radioeléctrico, se convertirá en el único operador de servicios móviles que tenga acceso a la Banda de 2.5 GHz. AT&T y Telefónica quedarán en situación de desventaja frente al agente preponderante y tendrán que esperar a la posibilidad de hacerse de espectro en esa Banda —y complementar con ello su red— hasta que el IFT licite los 130 MHz restantes, licitación que originalmente estaba programada para el 2016 y que ha sido postergada.

Pleno del IFT queda completo: el día de hoy otra vez quedará completo el Pleno del IFT, el cual arrastraba una vacante de comisionado desde el pasado 28 de febrero, tras la conclusión del encargo de Ernesto Estrada. En la sesión del día de hoy el Pleno del Senado llevará a cabo la votación del candidato propuesto por el Presidente de la República: Arturo Robles Rovalo, Ingeniero en Telecomunicaciones por la UNAM y quien trabajaba en el órgano regulador desde junio de 2015 como Director General Adjunto.

Nuevos planes pro-competencia en la SCT: con el nombramiento de Edgar Olvera como subsecretario de la SCT se le da un reconocimiento a un funcionario de larga trayectoria en la dependencia y que ha sido fundamental para llevar a cabo el avance operativo y regulatorio en el sector comunicaciones por dos sexenios. Luego de que la ex subsecretaria, Mónica Aspe, agotara prácticamente los temas encargados a esa Subsecretaría (migración a la TV Digital y la licitación de la polémica Red Compartida), el nuevo funcionario se centrará en la puesta a disposición de infraestructura pasiva del gobierno para el aprovechamiento de los operadores de telecomunicaciones y radiodifusión. El proyecto que será anunciado el próximo 4 de mayo, en el que participaron la SHCP, el INDAABIN y la SCT —y que tuvo acompañamiento de la CANIETI y de ANATEL— permitirá que los operadores puedan acceder a 10 mil sitios públicos federales para la prestación de sus servicios. De operarse bien podría ser un buen detonante para la competencia. (Por cierto, la ex subsecretaria tendrá que esperar para ser ratificada como embajadora ante la OCDE dado que el Senado cerrará sesiones sin haber ratificado a ninguno de los embajadores propuestos. Habrá que ser pacientes hasta septiembre. Le deseamos suerte a Mónica Aspe).

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image

Abogado y analista para Televisa, ACIR, RadioFormula, IMER y periodico El Universal