¿Cómo tirar la reforma en telecomunicaciones?

0

Ayer, en la Residencia Oficial de los Pinos, se conmemoró el cuarto aniversario de la reforma en telecomunicaciones. Sin lugar a dudas, se trata de la reforma del “Pacto por México” que más resultados tangibles ha dado a los mexicanos: el costo de los servicios de telefonía móvil se ha reducido en 43%; el saldo de pre-pago en los móviles ya dura un año (en lugar de meses); las llamadas de larga distancia nacional han desaparecido y en algunos casos incluso las largas distancias internacionales; los usuarios de Internet han crecido —ya a un 60% en el país—; se ha licitado una nueva cadena de TV abierta y se está en proceso de asignar 122 nuevas estaciones de radio. Otro dato no menor es que la inversión directa en el sector ha crecido cada año en un 10%, siendo esto cuatro veces más que el promedio nacional.

Sin lugar a dudas, por las cifras arriba citadas, la reforma en telecomunicaciones es un logro del Congreso y, desde luego, del Presidente de la República, pero el presidente Peña finalizó ayer su discurso diciendo que esta reforma se debe de cuidar a diario y eso es justo lo que algunos no parecen estar haciendo. Y es que se trata de una reforma que aún debe fortalecerse para su correcta implementación dado que seguimos lejos de las métricas de nuestros principales socios comerciales. Qué falta mejorar/cuidar:

1.— El litigio estratégico de América Móvil (AMX): entre las cosas que más preocupan al grueso de la industria —y que por cierto ayer evitó mencionar en su discurso el presidente de la Canieti, Mario de la Cruz— se encuentra la tarifa cero de interconexión, misma que se encuentra en proceso de revisión en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). El argumento de AMX es que el Congreso no tiene la especialidad para mandatar un tema técnico de esta naturaleza. Si la SCJN le da la razón y quedan mermadas las facultades del Congreso, este mismo argumento se podría replicar para que regresen las llamadas de larga distancia (algo que el Congreso prohibió). Es precisamente la reducción de asimetrías ordenadas en la reforma en telecomunicaciones lo que más preocupa a las empresas que decidieron invertir en este sector: desde AT&T —que lo señaló ayer en Los Pinos— hasta Telefónica, pasando por todas las cableras.

Mientras tanto, AMX está haciendo intensos cabildeos y esfuerzos con el propósito de eliminar esta medida asimétrica, lo que le regresaría unos $900 millones de dólares, bajo el argumento de que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) es la única autoridad con facultad de regular en materia de telecomunicaciones, no el Congreso de la Unión al carecer de un conocimiento especializado. Pero la verdadera ganancia de AMX sería hacia el futuro, al volver a cobrar por interconexión e interferir el modelo de negocios de todos sus competidores.

2.— Juzgados especializados: falta una mayor especialidad de los juzgados federales en telecomunicaciones y competencia. Según la Barra de Abogados, en un 92% de los juicios que se llevan a cabo, se falla a favor de la autoridad, lo que es un índice no visto en otros juzgados federales. Si bien se requiere mayor especialidad, no queda claro cómo se podría lograr esto con las rotaciones que mandata el Consejo de la Judicatura Federal (mismas que se debieron dar hacer hace ya más de un año).

3.- Regulador comprometido: el IFT requiere cuidar —no sobre-regular— a la industria y al mismo tiempo asegurar que se cumplan sus mandatos. No se puede olvidar que en la pasada licitación de radio la empresa Tecnoradio evadió las reglas sin que el regulador lo detectara hasta que la prensa dio cuenta de ello, lo que complicó todo el proceso y afectó incluso las subastas hechas.

Así las cosas. Se puede afirmar que la reforma de telecomunicaciones es la más importante de las recientes reformas del presente sexenio, sin embargo, no está aún grabada en piedra. Si no la cuidan todos los actores involucrados —IFT, Presidencia de la República, SCT, Congreso de la Unión, Poder Judicial de la Federación y hasta concesionarios de telecomunicaciones—, ésta podría caerse, lo que ocasionaría que regresemos a un escenario de precios elevados, mala calidad en los servicios y operadores actuando como monopolistas.

Cambiando de tema… #GobiernoEspía y PGR: entró bien la Procuraduría General de la República (PGR) a investigar quién está detrás del espionaje a varios periodistas, políticos y activistas de derechos humanos. Haberse coordinado con la ONU-UIT, con el Ministerio de Justicia de Canadá, el FBI y la asociación internacional de equipos móviles –GSMA-, da muestra de que la investigación será seria.

En Italia, este año se vivió una situación similar: políticos y empresarios fueron espiados por actores económicos que pretendían contar con información privilegiada para obtener ganancias en el mercado de valores. La fiscalía italiana contó con la cooperación del FBI y, desde luego, todos los espiados la apoyaron en la investigación. Ojalá en México la autoridad pronto nos dé más información sobre este asunto que —de corroborarse las acusaciones— podría llevarnos a un escenario muy delicado, pero sin duda, la PGR inicia con el pie derecho estas investigaciones.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image

Abogado y analista para Televisa, ACIR, RadioFormula, IMER y periodico El Universal