Una red compartida y una CFE egoísta

0

Hace un par de meses, el Instituto Federal de Telecomunicaciones inició conversaciones con la Comisión Federal de Electricidad, para revisar el acceso que tienen los concesionarios de servicios de telecomunicaciones a la infraestructura de la Paraestatal (Ahora Empresa Productiva del Estado).

Muchos elementos de infraestructura de CFE son importantes para las empresas del sector telecomunicaciones y radiodifusión, pero uno de ellos es vital: los postes de luz. Sólo hay una empresa de telecomunicaciones en México que tiene sus propios postes para su red, Teléfonos de México. Todas las demás empresas de telecomunicaciones, requieren acceso a los postes de CFE.

Si todas las empresas de telecomunicaciones instalaran los postes y ductos que requieren sus redes, las calles serían intransitables, además de que los gobiernos municipales no lo permitirían.

Hace unos años, la Comisión Federal de Electricidad buscó elevar el costo del uso de los postes a casi el triple. En aquella ocasión, las cámaras y asociaciones del sector telecomunicaciones impidieron dicho aumento y se creó un Pago de Derechos que se mantuvo, con ligeros aumentos hasta la fecha.

CFE está negociando las nuevas reglas y el incremento de los precios por el uso de su postería, directamente con el Instituto Federal de Telecomunicaciones, lo que no augura los mejores resultados. Cabe decir que no se está tomando en cuenta en esta negociación a las empresas de telecomunicaciones y radiodifusión, cuanto extrañamos a una cámara con proteína, que realmente represente los derechos de la industria.

Hay que recordar que todo costo o gasto de las empresas de telecomunicaciones y radiodifusión, termina siendo pagado por los usuarios de los servicios, y un aumento pronunciado del costo de acceder a la infraestructura de CFE repercutiría en los precios de servicios de telecomunicaciones.

A esta situación de incertidumbre, se adiciona la reciente devaluación de la moneda, que obliga a los proveedores a pagar más por todos los equipos necesarios para prestar servicios de telecomunicaciones, las señales de televisión restringida, y los enlaces de acceso a Internet que reciben los usuarios de las empresas del sector. Todos ellos insumos que se cotizan y pagan en dólares. Mayores costos de insumos para la industria se traducirán en un aumento de precios al consumidor.

El aumento de los precios de los servicios de telecomunicaciones y radiodifusión son contrarios a la política constitucional y del Presidente de la República, de reducir los costos de acceso a los servicios de telecomunicaciones y radiodifusión, que ahora son un derecho constitucional.

RED COMPARTIDA

La semana pasada se presentaron finalmente las propuestas económicas y técnicas de los Interesados en desarrollar la Red Compartida, tema relevante y que está pendiente desde la Reforma Constitucional de Junio de 2013.

Sólo hubo dos interesados, dato que no debe sorprender a nadie, puesto que es un proyecto enorme (costará más de 4,000 millones de dólares), y la garantía de entrada es de 1,000 millones de pesos. Por ello, no se esperaba a más de cuatro interesados, pues no hay muchas empresas capaces de llevar a cabo este tipo de proyectos.

En todo caso, si todo sale bien, se podrá cumplir el objetivo constitucional de una Red Compartida iniciando operaciones antes del final de 2018.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image