Tres pendientes en Telecom para 2019

0

2019-01-02

Entre ellos se encuentra la venta de las operaciones de fibra residencial de Axtel a las cableras del Grupo Televisa.

Estamos terminando el 2018 y nadie puede dudar que vivimos 12 meses intensos, revolucionarios e históricos. No solamente en el terreno político o el económico vivimos días de cambio y transformación, pues también en asuntos de telecomunicaciones comenzamos a ver transformaciones intensas.

Me detengo en tres de ellas que, por cercanía histórica; vale la pena analizar y poner atención para lo que se avecina en los próximos días, cuando todo mundo vuelva a la realidad.

La primera es el cada vez más intenso y abierto desafío de los OTT como Netflix hacia los sistemas y esquemas de entretenimiento tradicionales pues no solamente han actuado como un agente disruptor entre los productores de contenidos audiovisuales como películas, series, o telenovelas; sino que ahora están cambiando las reglas de juego en el mercado de producción y exhibición de cine con ejemplos como la película Roma.

Más de allá de que la película me pareció solo un buen producto mercadológico (no me gustó), este experimento debe comenzar a sentar las bases de una investigación regulatoria pues se parece mucho al caso del must carry y must offer que le aplicaron hace algunos años a los productores de contenidos como Televisa.

Aquí lo ligo con otro asunto interesante y que desde hace meses le estaba dando seguimiento en mi anterior trinchera periodística: la venta de las operaciones de fibra residencial de Axtel a las cableras del Grupo Televisa. Me parece que no tardaremos mucho en ver que Axtel le venda todas sus operaciones a Televisa pues ya tiene varios meses (si no es que años) que el grupo de medios quería quedarse con toda la red residencial de la regiomontana, lo cual no se había logrado tener debido a que no se tenía certeza hasta dónde llegaba la fibra óptica de Axtel. Con ello, Televisa tendría los servicios de internet fijo más rápidos de México, dejando muy mal vistos los servicios de Telmex.

Por cierto, mi tercer asunto está relacionado con la mega multa de 2 mil 543 millones de pesos impuesta hace unos días por el Instituto Federal de Telecomunicaciones a Telmex  por haber incumplido la Condición 4.1 de su título de concesión sobre metas mínimas de calidad de servicio, un asunto que data de 2013.

Estoy casi seguro que esta multa es un intento por hacer ver al IFT como un regulador (ahora sí) fuerte, autónomo e implacable, aunque también creo que puede ser revocada pues la veo un poco endeble desde el punto de visto jurídico. No creo que Telmex se quede con los brazos cruzados, así como tampoco creo que se quede sin el contrato por 200 millones de pesos que están por refrendarle en la Conagua para administrar su red de voz y datos, a pesar de que sus competidores exigen una licitación a fin de mejorar el servicio y el precio ahora que la austeridad y la transparencia están de moda. ¡Feliz año nuevo!

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image