AT&T, 10 recomendaciones

0

2019-08-07

En el negocio de las telecomunicaciones, la estadounidense AT&T no quita el dedo del renglón y pide, al Instituto Federal de Telecomunicaciones, que se mantengan y profundicen las medidas de asimetría impuestas al agente económico preponderante (AEP).

La compañía que preside en México Laurent Therivel asegura que la regulación asimétrica impuesta hasta ahora ha sido insuficiente para modificar las condiciones estructurales del mercado de servicios móviles.

Y asegura que la excesiva concentración de poder de mercado en un solo agente no se ha reducido, lo cual amenaza la sostenibilidad de los beneficios alcanzados para el bolsillo de las familias mexicanas.

AT&T, con Mónica Aspe Bernal como vicepresidenta de Asuntos Externos y Comunicación Corporativa, presentó el pasado 27 de mayo ante el IFT un documento, en respuesta a la segunda consulta pública sobre la efectividad de las medidas impuestas al AEP en telecomunicaciones.

En éste sostiene que la concentración persiste y el mercado móvil no muestra signos de rebalanceo.

AT&T expone tres razones de por qué México requiere una mejor regulación asimétrica:

1. Porque para impulsar la innovación y el desarrollo de nuevas tecnologías es indispensable optimizar las inversiones en el despliegue de infraestructura nueva y la compartición de la existente, particularmente fibra en redes de acceso.

2. Porque el AEP cuenta con insumos mayoristas e infraestructura fija que son esenciales para la provisión de servicios móviles.

3. Porque el IFT ha reconocido las limitaciones de las medidas actuales y, precisamente para mejorar el acceso a los insumos esenciales, ordenó la separación funcional del AEP.

Además, expone 10 recomendaciones para mejorar las condiciones de competencia.

1. Mantener un nivel adecuado de asimetría de las tarifas de terminación que refleje la gran disparidad en las participaciones de mercado de telecomunicaciones móviles.

2. Mantener la prohibición sobre el AEP de discriminar precios on-net/off-net.

3. Reforzar las metodologías de replicabilidad para requerir revisión ex ante de todas las ofertas minoristas móviles del AEP (en vez de ex post), tanto para operadores móviles virtuales como para operadores de red.

4. Garantizar el acceso eficiente a insumos mayoristas y a la infraestructura física del AEP a través del Sistema Electrónico de Gestión (SEG).

5. Regular explícitamente los “proyectos especiales”, pues actualmente la oferta de referencia regulada del AEP es incompleta y permite discrecionalidad.

6. Extender la obligación de ofrecer el servicio de roaming mientras el AEP continúe siendo preponderante.

7. Reducir los costos innecesarios de roaming por medio de la selección expedita de áreas de cobertura y la provisión de información adecuada a los consumidores.

8. Mejorar el cumplimiento de todas las regulaciones asimétricas.

9. Avanzar hacia una separación estructural efectiva en caso de que la separación funcional no sea rápida y efectiva.

10. Para evitar daño al proceso competitivo en el mercado móvil, mantener la restricción al AEP para la prestación de servicios de televisión.

Presión texana

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador recibió ayer una nueva y fuerte señal por parte de Estados Unidos, en torno a su decisión de revisar los contratos de construcción de gasoductos.

La primera señal fue hace unos días cuando el Departamento de Estado norteamericano refirió el tema de los gasoductos como una de sus preocupaciones en la relación México-Estados Unidos.

Ahora la nueva señal es del gobernador texano Greg Abbott.

Ayer envió una carta al presidente mexicano en la que le pide acelerar la revisión y negociación de los contratos para los gasoductos.

La misiva que inicialmente utiliza un tono diplomático se torna más firme cuando advierte que un incumplimiento de los contratos podría resultar en una violación contra los términos establecidos en el aún activo tratado de libre comercio (TLC).

Y subraya que representaría una traba más en el de por sí desacelerado proceso para la ratificación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Finalmente destaca que el T-MEC todavía no queda ratificado en los tres países y violaciones al TLC o faltas a estos contratos podrían ponerlo en juego.

ATISBOS

RECORTE. Continúan los recortes a los pronósticos de crecimiento del PIB para el cierre de este 2019. Esta vez los analistas que consulta Citibanamex lo redujeron de 0-9 a 0.6 por ciento. Los análisis económicos han coincidido en una tendencia a la baja y los más pesimistas colocan el pronóstico entre 0.2 y 0.5 por ciento.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image