Televisión Digital: El rezago

0

Javier Orozco | Milenio Diario | 25 de junio de 2012

No se requiere ser adivino o mago, para saber el porqué COFETEL, COFECO y SHCP se dieron hasta el 30 de noviembre de 2012, un día antes de que termine el sexenio, para lanzar la convocatoria de la licitación de 306 frecuencias de televisión digital, comencemos por las cuestiones de ineficacia de gobierno.

Si observamos en la página web de la COFETEL, en el rubro de infraestructura nos daremos cuenta que del universo de estaciones de tv concesionadas y permisionadas, hay 228 estaciones autorizadas para la operación con TDT, que corresponden a 30.5 por ciento de las 746 estaciones del país. De las cuales 207 son concesionarias y 21 permisionarias. No hay que perder de vista que esto es así en virtud del calendario original de la política de TDT 2004.

De estas 228, solo 81 estaciones están operando en TDT, si bien representan 35.5 por ciento de las ya autorizadas, solamente significan 10.86 por ciento del total de estaciones analógicas en operación en el país, sin tomar en cuenta los transmisores complementarios de zona de sombra. ¿Y a todo esto que ha hecho el gobierno? nada, todo ha corrido a cuenta y riesgo de los operadores.

De ahí la importancia de conocer los resultados de la Encuesta sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares 2011 del INEGI, donde se supone se tendrá una idea del nivel de penetración, en atención a la cantidad de receptores. Aunque, no se pierda de vista que como toda encuesta es con base en una muestra, en 2010 fue de 38200 viviendas.

Ahora se entiende que entre los elementos de “valoración” para otorgar las nuevas frecuencias, algunos comisionados de la COFETEL piensen en que los ganadores “paguen” con decodificadores, solo que no olvidemos que hay alrededor de 28 millones de telehogares en el país.
Y la razón política por la que se dan de plazo hasta el 30 de noviembre es para dejarle al nuevo gobierno, “la hembra ya cargada”; es obvio que si gana el PAN sabrá de cuántos es la “camada”; pero de ser el PRI o PRD, habrá suspicacias.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image

Especialista en Telecomunicaciones y Radiodifusión