Reciprocidad y roaming

0

Rodrigo Pérez Alonso IDET

 

 

 

 

Rodrigo Pérez-Alonso | Dinero en Imagen | 7 de Octubre 2015

12 países. 40% del PIB Mundial. Un tercio del comercio mundial. Un océano Pacífico. Este lunes, en la conclusión del acuerdo de libre comercio regional más grande e importante del mundo, los representantes de estos 12 países firmaron el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP) después de cinco años de arduas negociaciones. Entre ellos están México, Estados Unidos y Canadá, todos parte del TLCAN y que ahora expanden la dinámica del libre comercio.

Desde la celebración del TLCAN, México ha estado altamente involucrado en la agenda de comercio internacional bajo la premisa de que éste beneficia a la economía, por lo que en 2012 se incorporó a las negociaciones del TPP. La premisa es que países como Japón, Chile, Estados Unidos y México tendrían ventajas comerciales más agresivas con la entrada en vigor de este tratado, dejando fuera a China.

El acuerdo incluye provisiones de reducción de tarifas que van desde los medicamentos hasta los bienes digitales a través de internet. Sin duda, las disposiciones más controvertidas en las negociaciones fueron las relacionadas con estos bienes digitales por el tema de los derechos de propiedad intelectual y, por primera vez, se incluyeron disposiciones específicas en telecomunicaciones que tendrán una repercusión importante para los países firmantes y aun más importante para el mercado integrado de telecomunicaciones norteamericano de México, Canadá y EU en aras de los más recientes acontecimientos del mercado.

Desde la mayor apertura del mercado de telecomunicaciones en México hace pocos meses (con la Reforma de Telecomunicaciones), empresas como AT&T y América Móvil han visto el crecimiento de su negocio en la integración del mercado norteamericano. Esto implica la eliminación de tarifas de roaming entre estos países y las de larga distancia. Pues bien, el TPP, una vez ratificado por los países firmantes, abrirá mayores oportunidades en este sentido.

Dentro de las disposiciones en este tema que el equipo del secretario Ildefonso Guajardo y la Secretaría de Economía negociaron en este complejo ejercicio: interconexión, co-ubicación y el acceso a los postes y otras instalaciones en términos y condiciones razonables, neutralidad tecnológica, asignación de espectro radioeléctrico y la reciprocidad en el roaming internacional.

Este último punto es sumamente importante para esta integración del mercado norteamericano de telecomunicaciones. Es una especie de principio de “nación más favorecida” de la OMC en materia de aranceles, pero aplicado al roaming, en donde, si uno de los países baja sus tarifas para otro país, todos los países miembros tienen entonces ese mismo beneficio.

El TPP es, así, un parteaguas para la mayor integración de Norteamérica y la apertura hacia Asia. Faltan varios meses para su ratificación, pero se abrirán importantes oportunidades. El mercado de telecomunicaciones y los usuarios se favorecerán enormemente.

EN OTRA FRECUENCIA

Otro aspecto interesante del TPP será el manejo de datos personales y la ubicación de servidores. El TPP aborda estos temas, lo que sin duda abrirá el debate regulatorio del comercio electrónico aun más. Ello será en otra entrega.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image