La viabilidad de la tercera cadena

0

Gerardo Soria | El Economista | 13 de junio de 2012

En este momento de elecciones y de la pugna por la sucesión presidencial, la licitación para una tercera cadena de televisión, reaparece en escena como un tema electorero que, a simple vista, resulta muy rentable para la imagen del gobierno federal y las autoridades en materia de telecomunicaciones: se optimiza la utilización del espectro, se promueve la competencia y de paso, satisface a los jóvenes opositores que recientemente descubrieron en las televisoras uno de sus blancos para lanzar descalificativos y exigir “la democratización de los medios de comunicación”.

Los promotores de la llamada tercera cadena basan su discurso en la necesidad de contar con más opciones televisivas para los mexicanos y de generar competencia en el mercado, pero nadie habla de la viabilidad financiera de un proyecto de esta magnitud y, como hemos dicho en este espacio, no existe un estudio serio que revele cuál es el interés económico que puede existir entre los inversionistas mexicanos para participar en una licitación que requerirá una inversión millonaria.

La Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) publicó ayer en el Diario Oficial de la Federación el Programa de Concesionamiento de frecuencias de radiodifusión para televisión que podrán ser materia de licitación pública.

Hasta el momento, no se ha definido si se trata de una licitación para una cadena nacional o serán varios canales regionales que, eventualmente, puedan encadenarse. Lo que sí se sabe es que los canales a licitarse estarían en el espectro digital. Una “cadena de TV digital abierta”, en un país donde la penetración de televisiones es, como hemos repetido reiteradamente, muy baja, pues ni siquiera alcanza 14 por ciento.

La licitación podría tener sentido en caso de que sean canales independientes por ciudad, para conformar regiones. Pero sólo será exitosa en aquellas zonas donde hay poder adquisitivo. Donde no lo hay, seguramente, este proyecto no tendrá oportunidad de concretarse.

Mientras no exista una penetración de 90% de televisores digitales en México, la idea de tener canales de TV abierta en formato digital no tiene razón de ser, porque difícilmente existen grupos empresariales interesados en invertir sus capitales en proyectos que no tienen un mercado de consumo.

Hasta Carlos Slim, el hombre más rico del mundo, ha expresado que no tiene ningún interés en invertir en una tercera cadena de TV digital abierta. Y es que, en realidad, el negocio está en la TV de paga. De manera adicional, las restricciones en materia de inversión extranjera hacen prácticamente imposible que exista algún interesado en participar en el Programa de Concesionamiento de la Cofetel.

Detrás de tanto ruido político, se ha pasado por alto lo que ha planteado el presidente de Grupo Salinas, Ricardo Salinas Pliego: en el caso de la TV, lo que verdaderamente importa son los contenidos y no el medio de transmisión. Justamente es eso lo que más molesta a los opositores de las televisoras: que sus contenidos venden.

Las voces puras y democráticas que pregonan sobre la competencia y exigen el must carry y el must offer lo que en realidad quieren es tener gratis el Canal 2 y lo quieren por una sola razón: su altísimo rating.

Justamente eso es lo que ambicionan aquellos que critican a la televisión, argumentando la falta de calidad en la programación; esa misma programación que ellos califican como carente de calidad es la que pretenden que se les entregue gratis a sus socios. Ahí está la perversión del doble discurso de esas voces puras y democráticas.

Es tiempo de que esas voces defensoras de los televidentes se dejen de rasgar las vestiduras, que se defina a ciencia cierta cuál es el interés real de los empresarios mexicanos en poner sus capitales en canales de televisión digital abierta que requerirían inversiones millonarias para un mercado que no crecerá de manera importante hasta que el gobierno no establezca una política clara para aumentar la penetración de receptores de TV digital.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image