Cambios en la Conectividad de los Mexicanos

0

2018-10-29

Previo a la Reforma de Telecomunicaciones y Radiodifusión, los altos precios de la banda ancha formaban una de barrera de contención respecto al acceso y tiempo de conectividad de los Mexicanos. En otras palabras, muchas personas no tenían banda ancha y los que sí la tenían se conectaban muy poco tiempo.

Una gran proporción de usuarios de prepago dependían de puntos de acceso públicos basados en redes fijas (hotspots) para conectarse a internet. La forma que tenían estos usuarios para navegar, acceder a Redes Sociales y Servicios de Mensajería Instantánea era a través de una red WiFi en casa, trabajo/escuela o buscar los WiFi públicos en la ciudad, pero tenían que estar desconectados durante sus trayectos cotidianos, al no contar con conectividad ubicua.

Después de la Reforma, los esquemas de oferta cambiaron. Tras la entrada de nuevos jugadores con nuevas y mejores ofertas, el mercado abandonó casi por completo el cobro unitario de minutos de llamadas, mensajes cortos (SMS) y megabytes (MB). Hoy día todas las recargas incluyen llamadas y SMS ilimitados y generalmente una canasta acotada de MB. Como resultado, el grueso de usuarios móviles ha migrado a un escenario de conectividad prácticamente en todo momento y lugar.

De acuerdo a lo anterior, los usuarios, pueden ser estratificados en tres categorías dependiendo del su nivel de gasto mensual. Estos podrían se categorizados como “Prepago Básico” cuando su gasto mensual es inferior a $150 pesos, “Prepago Alto” cuando excede $150 pesos y, en una tercera categoría, los usuarios de postpago.

Prepago básico, que incluye a 65.3% del total de suscriptores móviles, aún implica una capacidad de uso limitada. Permite acceso a mensajería y llamadas de forma libre, pero limita en cierto grado el acceso a redes sociales, navegación, y streaming de música y video. Como resultado, si bien permite una creciente libertad en uso de redes sociales, los usuarios deben reservar el acceso a contenido externo (principalmente audio y video) a momentos y lugares en que puedan hacer uso de una red Wi-Fi.

El 44.7% restante, compuesto por usuarios de prepago alto y 21.4 millones de postpago. Ellos comparten la particularidad de que su nivel de gasto mensual les permite hacer uso ilimitado de redes sociales, llamadas y servicios de mensajería así como una importante libertad de navegación. A pesar de ser usuarios de prepago alto, aún algunos suscriptores limitan su acceso a contenidos musicales y audiovisuales vía red inalámbrica pues tienen una cota en sus datos.

Afortunadamente, hemos migrado a un escenario de conectividad continua, donde la comunicación enfrenta menos barreras. Sin embargo, las condiciones de acceso aún se encuentran claramente diferenciadas, hecho que también se debe considerar cuando se hable de la brecha digital.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image