Banda ancha / La esperanza de los 190 MHz

0

7 de agosto de 2012
Roberto García Requena
Ovaciones/La Crónica de Hoy

¿Qué espera Grupo MVS del nuevo gobierno que entra en funciones el próximo 1 de diciembre? ¿O más bien qué está negociando a cambio de suavizar su línea editorial a favor de la causa de Enrique Peña Nieto y endurecerla en contra de Andrés Manuel López Obrador? Para nadie pasa inadvertido que la estación “estrella” de MVS, 102.5 en el cuadrante de frecuencia modulada, ha modificado sustancialmente su posición de longeva simpatía por el tabasqueño y de mano dura contra el PRI y su candidato, a una posición de congraciamiento con el virtual presidente electo.
Parecería que la respuesta está en la esperanza de esta empresa para que la administración de Peña le conceda el monopolio de explotación de la banda de 2.5 GHz (que va de los 2500 MHz hasta los 2690 MHz del espectro radioeléctrico, un total de 190 MHz). Para poner este dato en contexto, Telcel, lusacell, y Telefónica tienen cada una de ellas alrededor de 80 MHz de espectro en todo el territorio nacional para servir a 95 millones de usuarios. Es sabido y público que la Secretaría de Comunicaciones (SCT), con el aval de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), le negó las prórrogas de las concesiones vencidas que ostenta en esta banda. Sin embargo, el valor comercial de la banda es tal que bien vale la pena por parte de MVS empecinarse en revertir la decisión de las autoridades competentes en la materia.
Como ya lo he mencionado en otras ocasiones, esta banda, alrededor del mundo, fue rescatada y ahora se explotan servicios de banda ancha móvil con una tecnología conocida como LTE (long term evolution por sus siglas en inglés). Los 190 MHz de espectro que hay en la banda de 2.5 GHz, y que antes servían para dar servicios de televisión por microondas, ahora” se han asignado en otros países a tres o cuatro operadores para explotar servicios móviles de cuarta generación a gran velocidad.
El último caso de una licitación en 2.5 GHz es el chileno. En este país se licitaron solamente 120 MHz, mismo que se repartió entre tres operadores con 40 MHz cada uno. El gobierno de Chile estableció como contraprestación conectar en un plazo de 24 meses a 543 localidades aisladas, además de desplegar la red nacional en las zonas rentables deJ país.
Esto prueba que 40 MHz de espectro en esta banda son más que suficientes para darle viabilidad técnica y financiera al . negocio de banda ancha móvil. Insisto, permitir la entrada de tres o cuatro operadores, es lo que está sucediendo en todo el mundo, que además genera naturalmente un mercado en condiciones de competencia entre las empresas para ganarse a los usuarios. Conservar 190 MHz en manos de una sola empresa es un contrasentido técnico y económico. Por algo Cofetel y SCT negaron las prórrogas a MVS en el caso mexicano.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image