9 de diciembre

0

Roberto García Requena/ Ovaciones

En esta fecha deberá estar ya aprobada y vigente la legislación secundaria en materia de telecomunicaciones de conformidad con el mandato constitucional. El propio secretario de SCT, Gerardo Ruiz Esparza, lo ha confirmado. El Senado de la República inició desde ayer el Foro Internacional sobre Nuevos Modelos de Telecomunicaciones y Radiodifusión en México, con el propósito de escuchar la opinión de expertos, reguladores, autoridades, y por supuesto de la industria, en torno a lo que deberá de contener la ley convergente que rija a este sector.

El momento político se antoja complicado para aprobar esta ley en poco más de un mes que queda de tiempo. El foro que organiza el Senado en estos días es apenas el principio de una larga deliberación que vendrá entre senadores para después pasar a la Cámara de Diputados. A este hecho habrá que sumarle la turbulencia que se ha generado respecto a la reforma fiscal que envió el Ejecutivo federal al Congreso. En diputados se aprobó con varias modificaciones, y los senadores ya han advertido que también le harán cambios o, de plano, varios del PAN la votarán en contra.

Adicionalmente, el Ejecutivo también quiere presentar en este periodo de sesiones la reforma energética. La oposición, particularmente el PAN, ha condicionado que antes de discutir la energética quieren aprobar la reforma política. Mientras tanto, el Pacto por México permanece vigente a pesar de todo. Los dos principales partidos opositores, PAN y PRD, están ya en la lucha por renovar sus dirigencias. Es decir, el panorama político y la agenda legislativa parecen estar congestionados.

El riesgo de esta situación es que se legisle en materia de telecomunicaciones sin visión de las necesidades reales del sector. Que se legisle al vapor con las presiones que naturalmente traen los legisladores con una agenda del calado que se comenta. El Ejecutivo parece haber dado su brazo a torcer en este tema a cambio de apoyos para sacar la fiscal y energética. Esto preocupa pues la oposición, particularmente el PRD, tiene un sesgo histórico con el sector de las telecomunicaciones y la radiodifusión. Legislan más con el estómago que con la cabeza. Habrá que tener mucho cuidado de sus propuestas.

El objetivo central de la reforma en el sector telecomunicaciones es muy claro. La idea es fomentar un entorno de competencia en los mercados. Crear una cancha pareja entre operadores para propiciar condiciones competitivas que resulten a su vez en mejores servicios para los usuarios y a precios más bajos. Nada más y nada menos. Si esto se logra con la ley reglamentaria habremos dado un gran paso hacia adelante. Falta muy poco para saberlo.

 

Correo electrónico: garciarequena@yahoo.com.mx

Foto: http://www.freedigitalphotos.net 

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image