Consideraciones sobre el estándar APT 700

0

Gerardo Soria/ El Economista.

La Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) ha hecho algunos comentarios sobre mis artículos respecto de la adopción de México del estándar asiático APT 700 para la explotación de la banda de 700 MHz, conocida coloquial mente como “dividendo digital”.

La Cofetel indica que para que coexistan los diferentes estándares en los más de 3,000 kilómetros de frontera entre México y Estados Unidos, han previsto poderosos métodos con el objetivo de evitar problemas de interferencia y coordinación; lo que no menciona es que tales herramientas tecnológicas tienen un alto costo y un margen de riesgo al ser implementadas, situación que se pudo evitar al adoptar el estándar USA 700, dada la vecindad con Estados Unidos, como sí lo hizo Canadá.

La Cofetel hace énfasis en las economías de escala que se prevé aprovechar al adoptar el estándar asiático; sin embargo, tales economías todavía no son tangibles y tampoco definibles en pesos y centavos, dado que los fabricantes de tecnología aún no están comercializando el equipamiento para desplegar redes LTE en las bandas recuperables del dividendo digital. Las economías de escala están aún por verse.

En sus comentarios, la Cofetel indica también que con el segmento de 34 MHz, destinado a seguridad por el estándar estadounidense, ve poco factible su utilización en México, dado que viola el principio de neutralidad tecnológica y el paradigma de eficiencia. Sin embargo, en mi opinión, una decisión de esta trascendencia debe adoptarse con la participación activa de la Secretaría de Gobernación, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, la Secretaría de la Defensa Nacional y la Secretaría de Marina. Si bien se trata de una decisión que incide directamente en el mercado de las telecomunicaciones del país, no me parece que deban soslayarse los gravísimos problemas de seguridad que enfrentamos y los distintos acuerdos que en la materia que hemos suscrito con Estados Unidos y Canadá.

Estoy convencido de que nuestros socios estadounidenses y canadienses no adoptaron el estándar USA 700 sobre las rodillas, por lo que el nuevo Instituto Federal de Telecomunicaciones debería replantearse el asunto y, en un ánimo de estrecha colaboración con las autoridades en materia de seguridad, tanto mexicanas como estadounidenses, decidir lo que mejor convenga a nuestra región y los retos comunes que enfrentamos.

El señor Presidente de la República envió ya al Senado la lista de los comisionados del Instituto Federal de Telecomunicaciones, en la que destacan profesionistas capaces y con una visión fresca de las industrias de radio, televisión y telecomunicaciones. Afortunadamente, ninguno de ellos tendrá la necesidad de justificar resoluciones o desaciertos pasados. Los nuevos comisionados pueden ver al futuro sin temor del pasado. Espero que el Senado de la República valore este indudable acierto.

Twitter: @gsoriag

 

-o-

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image