AMLO le ganó en audiencia al América-Toluca

0

2018-12-04

El pasado sábado la Secretaría de Gobernación ordenó dos “cadenas nacionales” de radio y televisión para transmitir igual número de eventos que tuvo el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO): la toma de posesión ante el Congreso de la Unión, y la ceremonia de entrega del bastón de mando. La transmisión de ambos eventos era obligatoria para todas las estaciones de radiodifusión.

En otros sexenios, para el inicio de su mandato, el presidente Vicente Fox pidió sólo una “cadena”, pero los presidentes Calderón y Peña pidieron, cada uno, dos “cadenas”, al igual que AMLO.
El primer evento del presidente López Obrador, que inició poco antes de las 11 de la mañana, reunió según cifras de audiencias a un promedio de 5.5 millones de personas frente a los televisores, esto en tan sólo las 28 ciudades que mide Nielsen Ibope. Si se quisiera extrapolar ese número a todo el país, es probable que el evento de la mañana haya sido visto por más de 16 millones de personas. Pero para seguir con el análisis, sólo tomemos las mediciones estándar en 28 ciudades.

Hay que señalar que las audiencias mexicanas no tenían ninguna otra opción en contenidos en TV abierta, pues todas las estaciones de TV estaban enlazadas obligadamente a la transmisión oficial. Pero como sea, el haber juntado 5.5 millones de personas es una cifra muy importante. De hecho, a lo largo del sábado ningún programa tuvo el número de audiencia que juntó la toma de posesión de AMLO.

Para tener un comparativo de cuánta gente vio la toma de posesión de AMLO (esas 5.5 millones de personas), resulta útil utilizar como referente el partido de los cuartos de final de la Liga MX entre el América y el Toluca, transmitido el domingo pasado. Este emocionante juego, transmitido por el canal Las Estrellas, en su segundo tiempo fue visto por 4.9 millones de personas. Así que AMLO logró, en su primera “cadena nacional”, superar el número de personas que vieron el América-Toluca, que de por sí fue una gran audiencia en 28 ciudades.

Desglosando la audiencia de AMLO se puede señalar que a pesar de ser una transmisión idéntica en todos los canales de TV, el canal que más audiencia tuvo fue Las Estrellas de Televisa, con 1.6 millones, y que la toma de posesión fue del interés de hombres, mujeres y niños de todos los niveles socioeconómicos. Por ejemplo, 42% de la audiencia fueron amas de casa, por lo tanto el resto, es decir 58%, no lo fue. De igual forma está el dato de que el target comercial de los anunciantes, dado su consumo, son las personas entre 19 y 54 años.

AMLO le ganó en audiencia al América-Toluca (sin nivel socioeconómico D y E), y en este target sólo estuvo 39% de la audiencia. Así que el resto fueron personas menores de 19, mayores de 54 y sí de niveles socioeconómicos D y E. Todo los segmentos de audiencia la quisieron ver.

¡Así que el primer evento del presidente fue todo un éxito! No así el segundo, el que fue en el Zócalo. Y es que éste, que se realizó poco antes de las 5 pm, tuvo menos audiencia: juntó 3.1 millones de personas.

Es cierto que en la segunda transmisión no estuvieron los canales 5 y 7, dado que transmitieron por compromisos con la FIFA la final del Mundial femenil de futbol Sub-17, pero el común denominador fue que en todos los canales que sí transmitieron la segunda “cadena” la audiencia fue menor a la de la primera. Y eso es relevante, pues hay más televisores prendidos (encendidos) por las tardes que por las mañanas.

En cuanto a redes sociales, se observó una actividad digital extraordinaria y de gran impacto a nivel nacional (y mundial) alrededor de la toma de posesión: hubo un registro de 12 trending topic mundiales y alrededor de 74 tendencias nacionales a lo largo de la jornada, que acumularon en conjunto más de 693 mil mensajes en Twitter.

Así, los momentos de mayor movimiento digital fueron, por un lado, la llegada de AMLO ante el Congreso de la Unión para la toma de protesta, y por el otro, su presencia en el Zócalo durante la ceremonia de entrega del bastón. Cabe señalar que el mensaje a la nación pronunciado desde el Zócalo ya no generó el mismo nivel de conversación, seguramente por la duración de esta parte de la ceremonia en la que el Presidente leyó sus 100 compromisos. La pérdida de audiencia fue similar en TV y en las redes sociales.

En conclusión, le fue muy bien a AMLO este sábado, pero debe de cuidar sus apariciones públicas. pues le pueden ocasionar desgaste, incluso con sus seguidores más leales.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image

Abogado y analista para Televisa, ACIR, RadioFormula, IMER y periodico El Universal