Los dos rostros de Chivas TV

0

Guadalajara apostó por tener su propia plataforma para transmitir los partidos como local del club, situación que le dejará beneficios y desventajas. Una vez que Chivas TV fue anunciado, Jorge Vergara, dueño del Rebaño, goza de algunos puntos, aunque también podría recibir algunos reveses y tendrá la obligación de reinventar su proyecto para no fracasar en esta nueva aventura.

Los beneficios del club tapatío

De acuerdo con cálculos realizados por este diario, Guadalajara estaría arrancando con un universo de 260,000 suscriptores, mismos que le permitirían ingresar 30 millones de dólares, cantidad que duplica los 14 millones de la divisa estadounidense que Televisa le daba a las Chivas de forma anual. Sin duda un golpe contundente por parte del equipo rojiblanco.

Además, de acuerdo con Jorge Badillo Nieto, investigador de la Universidad Iberoamericana y autor del libro La mercadotecnia y el deporte ahora, en caso de trabajar y pulir bien su plataforma, a mediano plazo Chivas TV podría “darle un lugar protagónico a los patrocinadores” para así llevar más empresas que inviertan y ayuden a fortalecer la economía del club.

Badillo Nieto también destacó que la apuesta de Guadalajara puede impactar en favor del resto de los equipos, que en el futuro podrían mejorar sus ingresos de acuerdo con lo que reciben de las televisoras que hasta hace poco tenían en sus manos todo el futbol mexicano.

“Ir a una plataforma en línea parece ser (en esencia) un acierto porque rompe el paradigma de la TV abierta en México, demuestra que sí es posible independizarse de Televisa”.

Patrocinadores podrían abandonarlos

Si bien de entrada en Guadalajara podrían duplicar los ingresos que recibían de Televisa, el equipo de mercadotecnia de Chivas podría ver cómo comienzan a irse los patrocinadores del equipo, debido a que no será lo mismo para ellos saber que en lugar de 5 millones de televidentes que los seguían en TV abierta cuenten ahora con un poco más de 1 millón, cantidad que resulta de la multiplicación de los 260,000 suscriptores por cuatro, promedio de integrantes de una familia en México.

“Es un hecho que la cantidad de personas que verán los partidos bajará estrepitosamente, y en el tema de los patrocinios y venta de publicidad, los costos van acorde a la proyección de cuántas personas verán la marca”, dijo Luis Edoardo Gutiérrez, especialista en marketing deportivo, quien calculó que de acuerdo con las cifras que manejaba y ahora maneja el Rebaño, “el valor de las propiedades comercializables del club como el uniforme, valla electrónica, virtuales, bajarían hasta 900 por ciento”.

Del mismo modo, Gutiérrez explicó que el aficionado promedio no está preparado tecnológicamente para suscribirse a una plataforma como ésta.

Badillo Nieto también habló sobre la obligación que tendrá el equipo tapatío de reinventar su plataforma de transmisiones, ya que si bien en la actualidad los jóvenes se encuentran en los dispositivos móviles, dado lo cambiante y volátil que es la tecnología, “resultaría muy arriesgado apostar permanentemente a la plataforma televisiva online, toda vez que en los siguientes años es muy probable que siga evolucionando”, por lo que Guadalajara tendrá que adaptarse a los nuevos medios.

Tras explicar que Chivas podría arrepentirse en caso de no ir renovando su proyecto, Jorge Badillo no dudó en sentenciar que el “peor error” del equipo rojiblanco es pensar en que podrá subsistir sólo de los ingresos de su canal, por lo que tiene prohibido descuidar aspectos como “la taquilla, los patrocinios y venta de jugadores”.

Finalmente, dijo que antes de iniciar esta nueva etapa, Guadalajara debería preocuparse por atender distintos puntos concernientes a su marca e imagen pública, como “alcanzar estabilidad deportiva y directiva, ser una institución congruente con sus dichos y hechos, recuperar protagonismo y conocer el perfil económico de sus seguidores”.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image