Cuatro privilegios de Televisa en la TV de paga

0

José Roberto Arteaga | Forbes | 7 de Octubre 2015

Menor competencia y aumentos en las tarifas de las empresas de Televisa en el mercado de TV de paga son parte de los peligros (y privilegios) que los analistas ven después que el pleno del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) determinó que la firma no tiene poder sustancial en el negocio de la pantalla restringida.

Una desagradable sorpresa podría estar esperando a los consumidores de televisión restringida en México. Los usuarios de Izzi o SKY podrían comenzar a mirar en los próximos meses el aumento de sus tarifas de servicio sin que, en muchos casos, puedan hacer algo ante la falta de competencia en el mercado.

Ésa es una de las amenazas que enfrentan los usuarios de TV de paga frente a la decisión que tomó el pasado de 30 de septiembre el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), al considerar que Televisa no tiene poder sustancial en este mercado, aseguran especialistas consultados por Forbes México.

“Televisa, al no ser declarado dominante (en el mercado de TV de paga) puede llevar a cabo una serie de conductas que le están prohibidas a los agentes dominantes… Ahora Televisa tiene carta blanca para hacerlo con esta decisión del IFT, lo cual manda una señal muy negativa para este mercado”, asegura Miguel Flores Bernés, abogado especializado en competencia económica y ex comisionado de la que fuera la Comisión Federal de Competencia (CFC).

La participación de Televisa en el mercado de la TV de paga es de 62.2%, mientras que sus empresas cuentan con 51.7% en el segmento de cable y 70.8% en la plataforma satelital.

Por su parte, la participación agregada de Dish se incrementó de 14.3 a 16.0%, y en la  plataforma satelital de 27.0 a 29.2%. La participación agregada de Megacable creció de 14.9 a 15.1%,  y en cable de 31.6 a 33.6%. Por esta razón, el IFT decidió en favor de la televisora investigada.

Al no ser declarada con poder sustancial, Televisa no tiene impedimento alguno para actuar en el mercado de televisión restringida, ya que sólo se sanciona a los agentes dominantes.

Por ahora, sólo hay un recurso para detener la decisión del regulador: “el amparo, que se presenta ante tribunales especializados, pero tendría que existir alguien con interés para interponerlo y revocar, así, está decisión equivocada del IFT”, dice el exintegrante de la CFC.

Dish, empresa que en México se encuentra conformada por Dish Network y MVS Comunicaciones, ya levantó la mano para frenar la decisión del IFT. La firma consultará y estudiará la resolución del IFT, para decidir si impugnará mediante un juicio de amparo indirecto la decisión del organismo que preside Gabriel Contreras.

El IFT es la autoridad en materia de competencia económica de los sectores de radiodifusión  y telecomunicaciones, que regulará de forma asimétrica a los participantes en los mercados mencionados, con el objetivo de eliminar eficazmente las barreras a la competencia y la libre concurrencia. Asimismo impondrá límites a la concentración nacional y regional de frecuencias, explica el artículo 28 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

La vía legal es un medio legítimo para que Dish México se inconforme por la decisión del regulador, pero no garantiza el éxito de la revocación.

“Es difícil saber los alcances del amparo, si se admite y se otorga. Pero hay un hecho a considerar: el IFT ha ganado en tribunales por otras resoluciones. MVS navegará a contracorriente, pero me parece que no debe quedarse con los brazos cruzados si considera injusta la resolución de IFT y afecta sus intereses. Es su derecho”, asegura Gabriel Sosa Plata, especialista en temas de telecomunicaciones y profesor de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Sin embargo, Juan Francisco Torres Landa, socio del despacho internacional de abogados Hogan Lovells BSTL, considera que la lucha de las empresas que se pudieran inconformar apenas inicia y tienen probabilidades de salir bien libradas.

“Hay argumentos bastante importantes para que el recurso legal llegara a prosperar”, afirma Torres Landa.

“Los requisitos que pide la ley para ser considerado con ‘poder sustancial’ no se acreditan en la investigación, y la autoridad actuó apegada a lo que señala la ley”, aseguraron a Forbes México fuentes de Televisa que pidieron el anonimato.

Y las fuentes de Televisa van más allá: “Estamos analizando el fallo del IFT, pues hay algunos argumentos nuestros que creemos no se tomaron en cuenta. Aun así, varios expertos de talla internacional coincidieron con la decisión del Pleno del IFT.”

El Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones (IDET), identifica en la resolución presentada por el IFT, una clara e importante coincidencia con la filosofía y la práctica regulatorias de órganos pares referentes mundiales, como la Federal Communications Commision (FCC) de los EUA, así como por su contraparte británica, Office of Communications (OFCOM).

Mientras las inconformidades de los participantes del mercado llegan al terreno legal, los analistas advierten riesgos para el mercado y el usuario final. A continuación te presentamos los principales efectos que podría tener la resolución del IFT, que significan también cuatro privilegios para Televisa en el mercado de la TV de paga:

1. Menos competidores

La competencia que se esperaba en el negocio de la televisión restringida parece que no llegará al mercado. En la actualidad, Televisa controla 60% del pastel de la TV de paga, ya que se encuentra presente en 87% de los municipios del país, es decir, en 2,124 alcaldías de las 2,454 de la República Mexicana.

“En la mayoría de las poblaciones de nuestro país, las familias sólo cuentan con dos opciones en televisión de paga: Televisa (a través de su sistema satelital SKY, o sus cableras Cablevisión, Cablecom, Telecable y Cablemás) y Dish, de MVS y Echostar. En el mejor de los casos, la oferta crece a una opción más; por ejemplo, Ultravisión en ciudades como Puebla y Veracruz”, asegura Gabriel Sosa Plata.

La decisión del IFT no abona en el interés de otras empresas para invertir en un negocio que parece cerrado para los debutantes.

“Creo que es una señal muy mala, porque yo no veo a otras empresas interesadas en entrar a este sector que tiene un ‘dominante’ poder de llevar a cabo prácticas comerciales de desplazamiento. Manda muy mala señal”, explica Miguel Flores.

La entrada de jugadores grandes como Teléfonos de México, AT&T y Telefónica no es una opción, por ahora, para competir por las restricciones legales de las firmas y las alianzas de negocio con Televisa.

2. Aumentos de tarifas

Al tener menor competencia, el efecto que puede traer es el aumento de tarifas en los mercados sin que los consumidores tengan otras opciones más competitivas en un municipio, por ejemplo.

Alguien puede subir los precios sin que los demás puedan decir o hacer mucho porque no hay competidores en una localidad, dice el ex comisionado del órgano de competencia económica en México.

Fuentes de Televisa aseguran que, por el momento, se descartan aumentos en los precios de sus servicios de TV privada después de la decisión del IFT. “De momento no se contemplan aumentos.”

Foto: Mediatelecom Policy & Law.

3. Un gigante de la publicidad

Al ser el principal jugador en la TV de paga, otro efecto colateral será que Televisa podrá mantener su base de anunciantes e incrementarla en el mediano plazo con los principales capitales de publicidad en el país.

“Si Televisa tiene poder sustancial, sí (tendrá más recursos de publicidad), particularmente de los grandes anunciantes nacionales. Ninguna otra empresa en México cuenta con las plataformas publicitarias de las que dispone Televisa. La empresa continuará quedándose con la porción más grande en TV abierta y TV de paga”, dice Sosa Plata.

Actualmente, el mercado de la televisión abierta comercial registra un alto nivel de concentración: Grupo Televisa y Televisión Azteca concentran en conjunto 95% de las concesiones, 96% de la audiencia y 99% de los ingresos por publicidad, de acuerdo con datos publicados en el Programa de Licitación y Adjudicación de Frecuencias de Televisión y Radio Difundida Digital. La TV de paga es la siguiente meta.

4. Más adquisiciones de Televisa

Otro efecto será que la empresa, al no estar impedida para adquirir empresas competidoras, podrá sacar la cartera para aumentar su tamaño. En la última década, Televisa ha invertido al menos 23,450 millones de pesos en la adquisición de varias cableras.

“A falta de una regulación asimétrica se renuncia a crear un piso parejo para la competencia y, con ello, a generar condiciones de competencia efectiva que beneficien directamente a los usuarios finales, ya que Televisa podrá continuar comprando operadores y aumentando su participación en el mercado. De igual forma, esto le permite adoptar estrategias agresivas de desplazamiento en contra de competidores sin que pueda ser sancionada por ello. Es decir, más poder y más mercado para un operador dominante”, asegura Dish.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image