Conéctate con nosotros

¿Qué estas buscando?

Columnas

México y el IFT, sin margen para la equivocación

IFT existe una interpretación de algunos funcionarios que aparentemente opinan que la prohibición expresa contenida en la Condición 1.9 del título de concesión de Telm.

2021.12.14

Vía El Economista

Me niego a creer como ciertas las versiones que indican que en el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) existe una interpretación de algunos funcionarios que aparentemente opinan que la prohibición expresa contenida en la Condición 1.9 del título de concesión de Telmex, modificado en 1990 como consecuencia del proceso de privatización de la entonces empresa paraestatal, que en su tercer párrafo dice con claridad que “Telmex no podrá explotar, directa o indirectamente, ninguna concesión de servicios de televisión al público en el país”.

Según las explicaciones que han trascendido, hay quienes piensan en el IFT que Telmex podría burlarse de la letra y el espíritu de esa disposición regulatoria fundamental porque a cualquier nueva empresa que no forme parte del grupo de interés económico que conforma al Agente Económico Preponderante no le aplica la prohibición citada arriba, pues según quienes enarbolan esa tesis, a esa nueva empresa no le aplicaría el calificativo de modo, directa o indirectamente, y en consecuencia, no debería tener impedimento para acceder a la prestación del servicio que le está expresamente prohibido.

Aceptar esa interpretación, podría llevarnos al extremo de aceptar que América Móvil decida crear una nueva empresa que hipotéticamente se llame Teléfonos para Ingenuos, que a partir de ahora preste el servicio de acceso local y que ofrezca servicios de banda ancha, en lugar de Telmex, el operador incumbente que hasta ahora ha explotado la red que obtuvo del estado mexicano a través de aquel proceso de licitación y que, en efecto, ha ampliado con el paso de los años, pero no al ritmo de las ganancias extra normales que obtuvo durante un buen número de años.

Bajo ese enfoque, Teléfonos para Ingenuos podría prestar los servicios de telecomunicaciones que hoy presta Telmex, usando desde luego la red de Telmex, pero sin las restricciones u obligaciones que tiene que cumplir Telmex por ser parte del Agente Económico Preponderante. Sí, se trata de una interpretación extrema, pero es equivalente a pensar que a una empresa como Claro TV no le aplican las limitaciones a las que ya sea por el marco legal o por su título de concesión, están sujetas Telmex o Telcel, por mencionar a los dos operadores relevantes de ese grupo.

Por lo absurdo de la interpretación me niego a creer que en verdad haya funcionarios en el IFT que piensen que es válido hacer esas lecturas creativas del marco legal.

Lo he sostenido durante mucho tiempo, frente a los desafíos que aún enfrenta México y sobre todo frente al operador que aún bajo las obligaciones asimétricas más exigentes que se le hayan impuesto mantiene una participación de mercado superior al 60 por ciento global del sector telecomunicaciones, después de ocho largos años de la nueva etapa regulatoria, no hay espacio para la ingenuidad, ni para la consideración. Los errores regulatorios que le devuelven el poder a un agente económico de ese tamaño son demasiado costosos, no solo para el sector telecomunicaciones, sino peor aún, para todo el país donde ello ocurra.

Qué pronto se olvidan de los años en que Telmex obtuvo ganancias extraordinarias, a costa de los miles de mexicanos que llamaban a sus familias en México desde Estados Unidos, y que gracias a un generoso y tramposo mecanismo de repartición de los ingresos de la larga distancia internacional, conocido como el Retorno Proporcional, permitía que Telmex se embolsara montos cercanos a los mil millones de dólares por año, solo por ese servicio.

O los miles de millones de pesos que también obtuvo de manera extraordinaria durante años por un concepto que desde el órgano regulador anterior se le permitió mantener intacto por mucho tiempo, el servicio de facturación y cobranza, que cobraba por cada minuto de llamada de un teléfono fijo de su red a un número móvil. A muchos parece que se les olvida con facilidad los mecanismos que tuvo a la mano y que le permitieron extraer rentas de millones de familias mexicanas durante años. Ojalá revisen bien la historia de las telecomunicaciones en el país y eviten caer en la trampa del lobo.

También te puede interesar

Internacionales

2018-11-21 Uno de los grandes inventos de la historia de la humanidad es, indudablemente, la televisión. La ‘caja tonta’ fue un hito que nació...

Nacionales

Aunque el objetivo de desarrollar este tipo de herramientas digitales —computadoras, celulares, páginas de internet, aplicaciones— siempre ha sido facilitar las tareas que como...

Nacionales

2021.03.23 Vía El Financiero Como seguramente ya sabes, este martes 23 de marzo todos los usuarios de banca en línea o en celular tendrán que...

Nacionales

  Vía El País Para poder tener acceso a una línea de teléfono móvil, los mexicanos tendrán que entregar casi todos sus datos personales al...