Conéctate con nosotros

¿Qué estas buscando?

Noticias

Elevar la conectividad exige sensibilidad del Estado: Canieti

Government Help

vía ConsumoTIC.

Compartición de infraestructura es solución básica e inmediata.

Debido a las múltiples realidades que enfrenta el mercado mexicano en términos socioeconómicos y orográficos, el reto de la conectividad exige la sensibilidad del Estado para “no cargar” sólo a la industria la responsabilidad de llevar los beneficios digitales a toda la población, diciendo “es que no llegas porque no te conviene”.

“Nos falta comunicarnos … para decir hagámoslo juntos, pero lo tenemos que hacer porque económicamente no es redituable para ti (gobierno) no tienes dinero dices, pero yo (la industria de telecomunicaciones) sí pago derechos y tengo que tener una doble contribución para llegar y es ahí donde la ecuación se fractura”, dijo Juan Carlos Hernández, consejero propietario de Telecomunicaciones de la CANIETI.

En el foro MX5G, organizado por DPL Group, el especialista expuso que la participación y el subsidio por parte del Estado es fundamental en aquellas poblaciones vulnerables económicamente donde el retorno de inversión y la competencia económica son prácticamente nulos.

“Tiene que haber necesariamente un subsidio por parte del Estado. Esto no se puede concebir de otra manera, si no hay un incentivo donde el Estado tenga la sensibilidad económica de tener que invertir con la industria para favorecer esa marginación, se tendría que considerar estéril y no es el objetivo de un Estado llegar a eso”.

La ley federal de ingresos, dijo, es una vía por la cual el Estado obtiene el pago de derechos por el uso de recursos como el espectro radioeléctrico, mismos que podrían retornar hacia los municipios con un alcance social.

“Esto significaría que desde el presupuesto que reciben, teniendo la sensibilidad de la importancia de las telecomunicaciones como un elemento básico y esencial de sus ciudadanos, se beneficien de eso en un esfuerzo común. Exhortando al gobierno federal por tratarse del ámbito del que hablamos y también en la obligación de coparticipar para que se beneficien sus demarcaciones, y esto implicará el retorno que se busca. Esa óptica es la que no se ha logrado”.

La falta de acceso a conectividad de fibra puede convertirse en una nueva dimensión de la brecha digital, es por ello que el llamado de la industria es a un diálogo con los gobiernos, a facilitar la compartición de infraestructura como una de las estrategias, pero también a considerar el impacto social de los proyectos de despliegue y en que haya incentivos por parte del Estado.

Juan Carlos Hernández afirmó que la compartición de infraestructura es una solución básica e inmediata para generar conectividad, pero es necesario no perder de vista dos aspectos esenciales: el alcance en materia de competencia económica que se busca desarrollar y la repercusión social, que debe favorecer a toda la población.

Aunque existe una evolución suficiente de la industria en cuanto a competencia económica, en madurar la concepción de la coinversión a fin de optimizar recursos para invertir, dijo, algunos proyectos de conectividad quedan inconclusos ante los cambios de gobierno.

De hecho, añadió, se han realizado “buenos ensayos” en ámbito de la coinversión como el que se generó en la administración anterior, cuando desde la entonces subsecretaría de Comunicaciones se pudo conjugar a los operadores de telecomunicaciones para coinvertir y desarrollar proyectos de participación en tramos carreteros, donde la fibra iba a estructurarse a través de la propia secretaría o a través de los concesionarios.

“Esto fue importante y llevó a un gran auge de madurez para poderse implementar, pero como sucede muy mal en la ideología política de nuestro país y de Latinoamérica en general, la continuidad de los gobiernos es aleatoria, desafortunadamente esto quedó al garete hasta el momento pero hay presunción de retomar y eso va a favorecer al país y a los operadores en su actualización de inversión conjunta”.

En su participación, Luis Fernando Osuna, Speciality Director de Asuntos Regulatorios de Grupo de Telecomunicaciones de Alta Capacidad, se pronunció por socializar el tema entre la población, que haya difusión en las comunidades, del lado del gobierno y las cámaras y asociaciones de la industria, para que los despliegues de fibra óptica no tengan barreras.

Asimismo, ante el despliegue masivo que prevé el gobierno federal a través de CFE Telecomunicaciones e Internet para Todos (TEIT), consideró que habría que detenerse un momento para tener una perspectiva más amplia, para que desde el gobierno se analice la experiencia que tienen otros operadores.

“Debemos de ver de manera integral qué es lo que debemos de hacer para desplegar de manera exitosa estas fibras, porque no nada más es llegar a la parte social, sino también cómo van a ser asequibles los mismos equipos terminales que se van a proporcionar… creo que debemos ir con calma y fijarnos en esa eficiencia que hay en otras redes”.

C$T-GM

También te puede interesar

Internacionales

2018-11-21 Uno de los grandes inventos de la historia de la humanidad es, indudablemente, la televisión. La ‘caja tonta’ fue un hito que nació...

Nacionales

Aunque el objetivo de desarrollar este tipo de herramientas digitales —computadoras, celulares, páginas de internet, aplicaciones— siempre ha sido facilitar las tareas que como...

Nacionales

2021.03.23 Vía El Financiero Como seguramente ya sabes, este martes 23 de marzo todos los usuarios de banca en línea o en celular tendrán que...

Nacionales

  Vía El País Para poder tener acceso a una línea de teléfono móvil, los mexicanos tendrán que entregar casi todos sus datos personales al...