Discuten hoy impuesto que pegaría a smartphones

0

2020.11.18

Vía El Economista

Hoy se discute en la Cámara de Diputados la iniciativa de reforma a la Ley de Federal de Derecho de Autor que, de aprobarse, derivaría en la imposición de un cobro por el uso de dispositivos tecnológicos, cuya finalidad sería compensar a los creadores de contenidos protegidos por derecho de autor, por la posible producción de copias privadas de sus obras.

La iniciativa, presentada desde el 21 de abril pasado por el morenista Sergio Mayer Bretón, presidente de la Comisión de Cultura y Cinematografía de la Cámara de Diputados, establece que el cobro referido se trata de una “remuneración compensatoria justa y equitativa por el trabajo creativo que los autores desarrollan en favor de la cultura”.

“Este mecanismo que recibe el nombre de ‘canon digital’ busca compensar el supuesto daño que sufren los creadores y artistas, al existir una posibilidad de que estos dispositivos se utilicen para realizar copias privadas de sus contenidos y creaciones sin generar una retribución para estos”, explicó el Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones (Idet).

De acuerdo con la iniciativa esta remuneración sería exigida a los fabricantes o a los importadores de los equipos, para lo cual se plantea un tabulador de pagos. Para fines prácticos, los dispositivos susceptibles de este pago son aquéllos con capacidad de almacenamiento, compactación, duplicación o reproducción, entre los que se encuentran los smartphones, computadoras, tabletas e incluso consolas de videojuegos y dispositivos como el Apple TV o el Fire TV de Amazon.

“Los sujetos obligados a cubrir la remuneración compensatoria establecida en el párrafo que antecede son el fabricante que comercialice en territorio nacional o el importador de equipos, aparatos, soportes o instrumentos técnicos, o cualquier otro que permita la reproducción sonora, visual o audiovisual, en cualquiera de sus modalidades conocidas o por conocerse, que sean idóneos para reproducir o copiar cualquier tipo de obras literarias y artísticas, interpretaciones o ejecuciones, ediciones, fonogramas, videogramas y transmisiones protegidas por esta Ley”, se lee en la iniciativa, que se ventiló en una serie de conversatorios de la Comisión de Cultura durante mayo, junio y julio pasados.

En su momento, Sergio Mayer expresó que el cobro que plantea la iniciativa no debería elevar el costo de los dispositivos, pues debería ser absorbido por los fabricantes. “No vamos a permitir que el usuario final pague el costo de acceso a los materiales de audio, video, artes visuales y trabajos escritos; hablamos de un derecho, no de un impuesto”, afirmó a mediados de mayo, aunque especialistas han advertido que el costo se podría trasladar al usuario.

El Idet explicó que la política detrás de la compensación vía canon digital comenzó hace más de dos décadas, cuando se registraba un uso intensivo de dispositivos y medios de soporte tradicional como casetes, CDs y DVDs.

No obstante, la recaudación del canon digital registra una trayectoria a la baja en la mayoría de los países en los que es aplicable, como en Canadá, donde la caída registrada se ubica en un rango de 90 a 95% en los últimos años.

“El principal factor que ha provocado esta disminución recaudatoria es el reemplazo en el uso de soportes tradicionales frente a medios digitales, consecuencia de los cambios tecnológicos y la transformación de los hábitos de consumo de contenidos audiovisuales”, dijo el Idet.

Añadió que los dispositivos digitales han propiciado que los usuarios incurran cada vez menos en la generación de copias privadas, puesto que permiten el acceso a más contenidos legalmente, al habilitar su consumo digital y el streaming.

De acuerdo con datos de la Federación Internacional de la Industria Fonográfica, los ingresos generados por formatos digitales representan ya más de la mitad (58.9%) del total del mercado a nivel mundial. El streaming ha sido el formato de mayor crecimiento desde su introducción en el 2005, año en el que registró una participación de 0.5% de los ingresos del mercado musical y que en el 2018 ascendió al 46.6% del total.

Debido a ello y a la crisis económica actual, el Idet opinó que “no solo es inviable imponer el pago de un canon digital en México, sino que ni siquiera es aconsejable en momentos en que en lugar de establecer obstáculos en materia de conectividad, lo que se requiere son mecanismos que permitan que un mayor número de mexicanos puedan acceder a dichos servicios”.

Share.

About Author