Conéctate con nosotros

¿Qué estas buscando?

Nacionales

Dicotomía agrícola en México, ¿subsistencia o sostenible?

2020.11.02

Vía Dinero en Imagen

Con motivo del Día de la Tierra a mediados de octubre, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) sostiene que la “telefonía móvil es un factor con gran potencial para transmitir información sobre agricultura sustentable a los productores y a otros actores en la cadena del valor agrícola, y ofrece la oportunidad de que los productores se conviertan en recolectores de datos a escala local y en tiempo real, lo que hace posible identificar tendencias como el desplazamiento de pestes, procesos de desertificación y contaminación de suelos, para poder alertar a los productores”.

Según el IFT, que preside Adolfo Cuevas, con la información proporcionada por la Sader y el Inegi en materia de geolocalización de las zonas productivas, tanto de agricultura como de temporal, sólo cinco estados tienen un déficit importante de cobertura 3G (suficiente para implementar agricultura sustentable): Oaxaca, Campeche, Guerrero, Chiapas y Quintana Roo, en las zonas de producción agrícola, en su mayoría unidades de producción pequeñas y pulverizadas, de temporal.

Pero todos los demás estados, incluyendo la urbana CDMX, pueden transitar a agricultura sostenible.

Ayer, la Sader dio a conocer la activación de los esquemas de crédito para la contratación de coberturas de precios y seguros agrícolas para granos básicos para el ciclo otoño-invierno 20/21 y quedan abiertos para los productores del ciclo primavera-verano (2021) si el mercado abre precio mínimo para cubrir cosechas de dichos granos.

Lo curioso es que teniendo estos instrumentos —tecnología, crédito y hasta subsidio presupuestal— se crucen de forma escasa. Éstos no se orientan a mejorar condiciones de sustentabilidad de la siembra (tecnología y mejoramiento de suelos), sino a lograr acopios de producto magro, precios de garantía o entrega de fertilizantes tradicionales.

Yara México, la empresa noruega que en México encabeza Gianni Canetti, que utiliza soluciones de alta tecnología química y de telecomunicaciones para el análisis de suelo, monitorear el desarrollo de la planta, fertilización del suelo, uso eficiente del agua e incorporación de nutrientes, ha logrado una buena penetración. El problema es que este tipo de soluciones no llega a los agricultores de subsidio y subsistencia.

Para agricultores de zonas protegidas (invernaderos, riego y extensión) resulta una propuesta buena porque incluye asistencia técnica de 60 agrónomos que pueden desarrollar combinaciones de fertilización (con productos amigables con el ambiente), uso eficiente de agua y nutrientes y todos los productos de alta tecnología para cultivos como maíz, caña, café, cítricos, aguacates, hortalizas y vegetales.

Yara está en el mercado de México desde 1993 y sirve a cerca de 700 mil agricultores en México, en un mercado de 5.5 millones de agricultores, la mayoría concentrados en los estados altamente productivos del norte y centro del país, pues el sur-sureste está muy fragmentado y constituido por unidades familiares de una hectárea poco conectadas.

Yara México tiene el 15% del mercado total de fertilizantes (5 millones de toneladas) que reducen un 14% la huella de carbón, permiten disminuir en 40% el uso de agua; sus agroquímicos nutren y, por sus rendimientos y resistencia meteorológica, reducen el costo de las coberturas agrícolas o el uso indiscriminado de fertilizantes a base de urea.

Yara México es una de las pocas empresas en el mundo con estas capacidades, pero hasta ahora ha sido poco analizando en materia de políticas públicas el utilizar a empresas como ésta para modificar la forma de siembra de subsistencia y temporal, pasar de cultivos tradicionales de papa o maíz con un poco de inversión del Estado como la que hoy se destina para pagar precios de garantía o “sembrar vida”.

El ejemplo es notable en el caso de Pepsico y la siembra de papa cuando combinan recursos, crédito y asistencia técnica, Nestlé con el café, Heineken o Ambev para la cebada, que han logrado establecer cadenas de carbón en México tan relevantes que hoy suman a una realidad indiscutible: la agricultura en México crece a tasas superiores al PIB, es el número ocho en exportación agropecuario y el nueve en producción.

También te puede interesar

Internacionales

2018-11-21 Uno de los grandes inventos de la historia de la humanidad es, indudablemente, la televisión. La ‘caja tonta’ fue un hito que nació...

Nacionales

Aunque el objetivo de desarrollar este tipo de herramientas digitales —computadoras, celulares, páginas de internet, aplicaciones— siempre ha sido facilitar las tareas que como...

Nacionales

2021.03.23 Vía El Financiero Como seguramente ya sabes, este martes 23 de marzo todos los usuarios de banca en línea o en celular tendrán que...

Nacionales

  Vía El País Para poder tener acceso a una línea de teléfono móvil, los mexicanos tendrán que entregar casi todos sus datos personales al...