AT&T, ¿un ángel caído?

0

La semana pasada, el poderoso fondo financiero Elliot Management, que tiene una importante participación accionaria en AT&T, envió una dura carta al Consejo de Administración.

En ella acusa al gigante de las telecomunicaciones de ser una empresa “ingenua y mal administrada”. En general, estas afirmaciones también retratan la realidad de la mala operación de AT&T en México.

La misiva firmada por Paul Singer lamenta una muy mala implementación de la fusión en Estados Unidos de Time Warner, que le habría dejado una deuda de 190 mil millones de dólares.

El avezado financiero también refiere que en la última década, la multinacional realmente no haya logrado crecer, pero sí se haya empeñado en llevar a cabo acuerdos y fusiones muy costosas.

La mala gestión ha llevado, entre otras cosas, a que talentos importantes dejaran AT&T; así sucedió al finalizar la compra de DirectTV, cuando todo el equipo de administración salió.

Y también pasó tras la fusión con Time Warner, pues Richard Plepler, el ex director de HBO, y otros ejecutivos de su equipo, dejaron la organización en busca de nuevos horizontes.

Ahora una demanda que acusa engaño a los inversionistas, creando la ilusión de cientos de cuentas falsas de DirecTV Now, su servicio de streaming, para inflar el número de suscriptores.

Tras los problemas en la gestión de Randall Stephenson, CEO de AT&T, se prevé que pueda caer el actual CEO de Warner Media, John Stankey.

Este directivo antes dirigía el sistema de televisión por satélite Dish; así que entre errores de administración y hasta un posible fraude, la icónica AT&T enfrenta un futuro complejo.

En nuestro país también han mostrado ser una empresa con mala planeación, administración y estrategia; de hecho se ha visto en problemas desde que inició operaciones en México.

AT&T no ha logrado salir de números rojos y ha mandado señales poco alentadoras con varios cambios de directiva en relativamente corto tiempo.

En tan sólo 5 años lleva ya tres directores generales: Thaddeus ArroyoKelly King y Laurent Therivel; su errático accionar le ha costado pérdidas y una guerra de precios con América Móvil.

Uno de los grandes problemas que ha tenido aquí es la incapacidad para integrar satisfactoriamente sus plataformas tecnológicas derivadas de las compras de Iusacell y Unefon.

Esto les ha valido quejas y deficiencias en la atención al cliente, que han llevado a la empresa a encabezar la lista de quejas del portal “Soy Usuario” del IFT.

El martes, en el foro de Communacopia, que organizó Goldman Sachs en Nueva York, Randall Stephenson fue ponente estelar a las 8 de la mañana; el CEO defendió su actuación al frente de AT&T.

Pero para las 2:55 de la tarde, que fue la ponencia del director financiero de América Móvil, Carlos García Moreno, dio por muerta a AT&T en México poniendo en duda sus operaciones en la región.

Señaló que en 4 años no han logrado nada en Latinoamérica y puso en entredicho que siquiera tengan tamaño para ser llamados competidores regionales para América Móvil.

En particular el CFO fue crítico de la operación de AT&T en México. Desde luego, también señaló que Telefónica Movistar, que ahora lleva Camilo Aya, ya va de salida.

Sin duda, para AT&T en Estados Unidos el futuro le es incierto. Pero AT&T México la tiene prácticamente imposible por malas decisiones tomadas.

Y América Móvil, con Carlos Slim al frente, ya la está dando los santos óleos ni más ni menos que en el foro más grande de inversionistas de Nueva York.

Share.

About Author