Videojuegos: el reto de la diversión segura

0

2019-07-26

Los videojuegos son parte de vida de millones de niñas y niños. Datos del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) indican que una quinta parte (21.2%) de las niñas y niños de hasta 12 años cuentan por lo menos con una consola de videojuegos. Los mismos datos indican que para poco más de una décima parte de los menores encuestados (13.7%), los videojuegos son parte importante de su vida.

Por si fuera poco, la evolución tecnológica de esta forma de entretenimiento ha sido vertiginosa. De aquellas consolas que mostraban mezclas de cuadrados que simulaban héroes y monstruos, la tecnología permite mostrar en la pantalla mundos imaginarios con una definición similar a la de cualquier superproducción cinematográfica. Además, muchos de estos juegos están diseñados para funcionar en equipos e incluso en comunidades que interactúan constantemente. Fortnite es un juego de combate que saltó a la fama con una modalidad llamada Battle Royale donde un grupo de cien jugadores se eliminan entre sí hasta dejar un solo sobreviviente. Este juego ha sido tan exitoso que se estima que tiene una comunidad de más de 250 millones de participantes, lo que constituiría el quinto país más poblado del mundo solo después de China, India, Estados Unidos e Indonesia.

Desafortunadamente las interacciones entre jugadores pueden pasar de discusiones acaloradas hasta intentos de agresión y amenazas. No existen cifras específicas para México pero en países como Estados Unidos algunos reportes indican que hasta tres cuartas partes de los video jugadores han padecido algún episodio de agresión por parte de otros jugadores. Por ello es importante que padres y tutores sepan ayudar a los jóvenes para que su experiencia de juego sea lo más segura y agradable posible.

a) Conoce la clasificación de los videojuegos: Los juegos comercializados en México utilizan el sistema de clasificación de la Entertainment Software Rating Board (ESRB) de los Estados Unidos, que por medio de un sencillo sistema de letras permite conocer de un vistazo si el videojuego es apto para la edad del usuario. Este mismo sistema funciona en las tiendas para descarga de juegos en línea.

b) Conozca los sistemas de interacción del videojuego: Muchas veces padres y tutores desconocen los requerimientos de interacción para usar el título. En el caso de los videojuegos para consolas, la caja del título indica si necesita el uso de plataformas de juego como Xbox Live, PlayStation Network o Nintendo Switch Online y si necesita chats o de sistemas de voz para comunicarse con otros usuarios.

c) Configure la consola para ajustarla a la edad del usuario: Es muy recomendable que padres y tutores configuren desde el principio los sistemas de protección para menores dentro de los sistemas operativos de consolas como Xbox One o PlayStation 4 que permiten establecer límites a la comunicación con terceros, la compartición restringida de información e incluso estableciendo límites de tiempo para el uso del videojuego.

d) Hable con los menores de las amenazas que pueden enfrentar: En el mundo de los videojuegos las agresiones en línea tienen nombres como griefing (ataques por parte de miembros del mismo equipo de jugadores o el robo de objetos virtuales como armas o poderes mágicos), el doxeo (la revelación no autorizada de información personal) así como el uso de lenguaje obsceno y agresivo durante el juego. Los menores deben saber que estas conductas no son normales y que el jugador puede tomar medidas como evitar compartir información personal e incluso silenciar y bloquear usuarios molestos o agresivos. Las empresas Microsoft y Sony responsables de las consolas más populares poseen guías para hacer listas de bloqueo de usuarios amenazantes.

e) En caso necesario, denuncie: Si el acoso digital se convierte en una amenaza que pueda dañar al menor, a su familia o sus bienes, algunas entidades como la Ciudad de México y el Estado de México cuentan con unidades de policía digital ante quienes se puede denunciar acoso y abuso en el mundo digital, videojuegos incluidos.

 

 

Share.

About Author