Servicios OTT desplazan a televisión de paga

0

GonzaloRojon

 

 

 

Gonzalo Rojón | Revista Fortuna | 18 Agosto 2015

En días recientes, el Wall Street Journal reportó que la cadena de televisión ESPN perdió 3.2 millones de suscriptores en menos de un año. ¿La razón? La presión competitiva que está sufriendo la TV de paga a costa de los servicios basados en internet u Over The Top (OTT). Por si fuera poco, se ha registrado un decrecimiento de 7.2 por ciento en la cantidad de hogares en Estados Unidos que acceden a los contenidos de ESPN.

Una plataforma de servicios OTT es aquella que pone a disposición de los usuarios contenidos audiovisuales en cualquier lugar y momento por medio de una conexión a internet y un dispositivo de acceso (ya sea computadora, smartphone, tableta u otro). Algunos de los principales ejemplos de este tipo de compañías son Netflix o ClaroVideo en el campo audiovisual, y Spotify, Deezer o la nueva plataforma de Apple Music en contenidos musicales.
El acelerado crecimiento en la adopción de internet, así como la creciente oferta de contenidos en línea han dado pie a una reconfiguración en las preferencias de los usuarios en el consumo de contenidos audiovisuales. A diferencia de antes cuando el que el acceso a este tipo de materiales se encontraba limitado por paquetes de canales, horarios y una programación fija, en la actualidad, con el surgimiento de los servicios OTT, existe un mercado más flexible en el que la oferta y consumo se realizan de modo inmediato y bajo demanda.
Los bajos costos de inversión en infraestructura necesaria para ofrecer este esquema de servicios, así como el crecimiento en ingresos por parte de las compañías que ofrecen contenidos por internet y una oferta más diversificada de éstos, han promovido que en la actualidad este mercado crezca a un ritmo acelerado. De hecho, tan sólo en 2013 la tasa de crecimiento anual de las plataformas OTT fue 10 veces mayor al crecimiento del sector de las telecomunicaciones en el mundo.
Esto implica que el aumento en el consumo de contenidos audiovisuales en línea adquiere cada vez mayor peso con respecto a los medios tradicionales, como la televisión de paga.

En México, el mercado de servicios OTT alcanzó 3.1 millones de suscripciones al 2014 y con una tasa de crecimiento de 40 por ciento anual. Siguiendo esa tendencia, es previsible que para finales del año 2020, la base de clientes de servicios de video OTT en México supere los 17 millones de usuarios, según datos de The Competitive Intelligence Unit (The CIU).
Al analizar la evolución en la adopción de los servicios OTT frente a la televisión de paga a través del tiempo, como alternativas en el consumo de contenidos audiovisuales, se puede identificar que existe una gran disparidad entre estas plataformas. Según la consultora The CIU, mientras que las suscripciones a televisión de paga crecieron en promedio 38 por ciento en sus primeros 10 años de operación, se pronostica que los servicios OTT habrán crecido 67 por ciento en el mismo plazo. De esta forma, la televisión de paga logró abonar 3.8 millones de suscriptores, mientras que los servicios OTT llegarán a 17.2 millones, una cifra 4.6 veces mayor a la anterior.
Con relación a la adopción de los servicios OTT frente a la televisión de paga, se observa que las nuevas generaciones privilegian el consumo de contenidos en línea, traduciéndose en un fenómeno de sustitución frente a la TV de paga conocido como “cortar el cable” (“cord cutting”, en inglés).
Según estimaciones de la consultora The CIU, en México actualmente 35 por ciento de los usuarios de plataformas OTT ya no cuentan con una suscripción de TV de paga, ya sea porque están dejando de ver contenidos a través de ésta para hacerlo a través de plataformas digitales o porque simplemente optaron por ver películas o programas a través de internet. Esto demuestra que existe el fenómeno de sustitución en nuestro país.
Con base en lo anterior, podemos constatar que el proceso de sustitución de la TV de paga ha comenzado y que evolucionará de manera rápida durante los próximos años. Considerando como un solo mercado aquel de servicios de televisión de paga y de OTT, actualmente México cuenta con 19.5 millones de suscriptores, de los cuales 84 por ciento pertenecen a la TV de paga y 16 por ciento a los servicios OTT. Para el año 2020 se pronostica que esta configuración se modificará significativamente al quedar la televisión de paga con una participación de mercado de 56 por ciento y los servicios OTT con 44 por ciento, es decir, casi en partes proporcionales.

Esta tendencia de crecimiento en el mercado de contenidos audiovisuales hace necesario que en México, al igual que en muchos otros países del mundo, se comiencen a considerar a ambos servicios como parte de un mismo mercado. Esto será de gran utilidad para promover un mercado de contenidos audiovisuales que no deje fuera la realidad tecnológica, competitiva y de sustitución que existe hoy entre los contenidos de TV de paga y los servicios OTT.
*Economista por el Intituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y es Director de Análisis en The Competitive Intelligence Unit, consultoría de negocios especializada en Tecnologías de la Informaciñon y Comunicación.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image