SCT en la mira

0

Por Javier Tejado Dondé

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) se ha venido quedando con pocas atribuciones en materia de telecomunicaciones. Básicamente mantuvo cuatro luego de la reforma que creó en 2013 el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT): a) el reparto de televisores digitales para poder concretar el “apagón” de TV analógica; b) la licitación de la Red Compartida; c) el programa de llevar internet a la población a través de “México Conectado”; y d) la operación de la red satelital nacional, vía el sistema MexSat.

En las dos primeras, la SCT enfrenta serios cuestionamientos. En TV digital, y luego de notas en el Wall Street Journal, sale a relucir que la Auditoria Superior de la Federación (ASF) encontró irregularidades importantes: se gastaron $467 millones de pesos en equipos de TV que no cumplían con los estándares requeridos y se gastaron otros $31 millones en equipos que no se entregaron. Al respecto, la SCT señala que fue ella quien encontró y reportó fallas en equipos, y que la entrega de televisores se concluyó luego del cierre de 2015. La Secretaría aún puede solventar estas observaciones con la ASF, pero el programa empieza a ser fiscalizado desde México y el extranjero.

El cuestionamiento más severo viene del Comisionado del IFT Adolfo Cuevas. Este señaló desde el año pasado que el 48.5% de los televisores fueron entregados a quienes no debían de haberlos recibido, ya fuera porque ya tenían algún televisor digital o contaban con suscripción a algún sistema de TV de paga. Esto supondría que 5 millones de televisores fueron desperdiciados pues no llegaron a quienes sí les hacían falta. Estos números de alguna manera coinciden con lo que reportó Ibope-Nielsen en el sentido de que una gran cantidad de hogares no estaban listos en diciembre de 2015 para el cambio tecnológico.

El secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, ha señalado que los datos del comisionado Cuevas son incorrectos y quedó en enviar información al Senado desde septiembre de 2016, pero la información puntual nunca llegó a la Comisión de Comunicaciones del propio Senado. De hecho, el Pleno de éste acordó hace una semana citar a funcionarios tanto de la SCT como del IFT por los datos que apuntan a incongruencias en el programa de reparto de televisores digitales.

Sin embargo, los problemas de la SCT no acaban en la TV digital, también está el tema de la Red Compartida. El concursante perdedor –Rivada Networks- demandó a esta Secretaría en tribunales norteamericanos y le acusa de haber hecho una licitación “amañada” para que ganara Grupo Altán. Para defender su procedimiento –y reputación-, la dependencia demandó en México por daño moral a Rivada Networks. La novedad fue que aquí un juez federal desechó dicha impugnación pues señaló que quien tiene la representación legal de la federación es la Procuraduría General de la República (PGR), no la SCT.

Así que mientras Rivada avanza en su litigio contra la SCT en EU, aquí la Secretaría no logra atinar que la representación legal correcta era la de la PGR, con lo que preocupa el nivel de defensa jurídica que tiene o si sólo se trató de una jugada mediática y en realidad no tiene con qué defender lo que hizo en la Red Compartida. Ahora falta saber si la PGR retomará un caso de esta naturaleza con todo lo que implica en la relación con EU, al estar involucrados temas de seguridad nacional para los americanos.

Ambos temas -la entrega de televisores y la Red Compartida- parece que perseguirán a la SCT en los siguientes meses. Ojalá logren cerrarlos a la brevedad y defiendan su actuar pues, de lo contrario, no sólo se convertirán en temas electorales en unos meses aquí en México, sino que también serán utilizados para golpear políticamente a México desde EU. Al parecer, la SCT tiene los argumentos para cerrar estos delicados temas, lo que no queda claro es si esta dependencia cuenta con los abogados para defenderlos exitosamente. Una cosa es tener la razón y otra es que la logres sostener.

Cambiando de temas…

IFT y las Mujeres: hoy se celebra el Foro “Mujeres y Medios” organizado en buena medida por el regulador de las telecomunicaciones y cuyo objetivo es analizar la situación actual del acceso y participación de las mujeres en los medios de comunicación, tanto en el proceso de toma de decisiones, como de su representación en la conducción y en contenidos. Con independencia de sus resultados, se puede adelantar que en México seguimos siendo un país machista, pero en buena medida por culpa de (sorpresa) las mujeres. Dos apuntes: fueron las audiencias femeninas las más críticas al arribo de una mujer (Denise Maerker) a relevar a Joaquín López Dóriga. Según encuestas y grupos de enfoque, las mujeres -mayores de 35 años- eran las que decían preferir a un hombre al frente del noticiero estelar de Televisa. A Denise Maerker le tomó algunos meses recuperar a las mujeres, pero ahora es, por mucho, el noticiero estelar del país.

Otro indicador son las recientes series de Televisa y TV Azteca. Cuando la primera transmitió La Candidata y ahora la segunda La Fiscal de Hierro, hay que notar que las mujeres son las primeras en rechazar un papel protagónico en donde ellas son los personajes centrales de la historia y las características son de mujeres líderes y combativas alejadas del típico estereotipo sumiso o romántico de novela. Por ello las regulares mediciones de audiencia de ambas series.

Las mujeres deberían tener siempre las mismas oportunidades que los hombres, pero también las mujeres deberían apoyarse más entre ellas.

Resolución de Preponderancia: mucha expectación en el sector está causando lo que el IFT notificará en las siguientes horas a América Móvil (AMX). Se ha filtrado que se le podría ordenar una “separación funcional”, lo que incluso ha hecho que el sindicato de Telmex amenace con una huelga, esto a manera de presión. La verdad de las cosas es que la medida, sin una adecuada supervisión del IFT, puede ser irrelevante. De hecho, un tema mucho más sencillo como el del “Sistema Electrónico de Gestión” –en el cual AMX debería de dejar ver a sus competidores su infraestructura para tener acceso a servicios- no ha funcionado desde hace casi tres años. Asimismo, ha trascendido que el IFT solicitó a AMX un “plan convergente”, sin embargo, no queda claro cómo esto empata con lo que el Congreso dictó para el caso específico del preponderante en el artículo Décimo Segundo Transitorio de la Ley de Telecomunicaciones. Así que habrá que conocer la resolución del IFT para analizar sus alcances. Esta semana debe quedar notificada.

 

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image

Abogado y analista para Televisa, ACIR, RadioFormula, IMER y periodico El Universal