Precisiones sobre apagón analógico

0
Gerardo Flores
Gerardo Flores Ramírez | El Economista | 30 de noviembre 2015.

El pasado 11 de noviembre, la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía de la Cámara de Senadores sostuvo una reunión de trabajo con los funcionarios involucrados directamente con la transición a la televisión digital terrestre (TDT), y en consecuencia con el proceso que se conoce como el apagón analógico las subsecretarias Mónica Aspe, de la SCT; Vanessa Rubio, de la Sedesol, y Gabriel Contreras, comisionado presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

En esa reunión, el presidente del IFT hizo referencia al hecho de que en todos los países el tema del apagón analógico ha sido abordado de formas diferentes. De manera particular destacó el hecho de que se ha puesto especial atención a una diferenciación entre las ganancias que trae consigo el entorno de la TDT, en cuanto a la posibilidad de utilizar el espectro que deja de usarse para las transmisiones de televisión, para que ahora sea utilizado para redes móviles, de banda ancha móvil; las posibilidades que se abren en cuanto a mejor calidad de video y audio, y el hecho de que con el estándar digital se abre también la posibilidad de transmitir más canales en donde hoy sólo se transmite uno.

Pero por otro lado, reconoció que en este tránsito no debe descuidarse la arista de cobertura social que también tienen las estaciones de televisión conocidas en México como de baja potencia o complementarias. Al respecto, mencionó el caso de Estados Unidos, en donde si bien se ordenó por ley el cese de las transmisiones analógicas a partir de julio del 2009, también es cierto que al día de hoysiguen transmitiendo señales analógicas un tipo de estaciones similares a las que en México llamamos estaciones de baja potencia o estaciones complementarias.

Lo señalado por el comisionado presidente del IFT se corrobora cuando uno revisa la actuación del órgano regulador homólogo en Estados Unidos, la FCC. De manera concreta, en abril de este año, la FCC publicó un aviso a todas las estaciones de baja potencia para comunicarles que si bien se había previsto que estas estaciones dejaran de transmitir en señal analógica a partir del 1 de septiembre de este año, había llegado a la determinación de que no era conveniente esa fecha y, en su lugar, resolvió que deberán seguir transmitiendo en señal analógica hasta nuevo aviso.

Quienes se oponen a que estas estaciones sigan transmitiendo en señal analógica en nuestro país, por el simple hecho de que ven en ello una teoría del complot, simplemente desconocen cómo funcionan las estaciones de televisión que transmiten señales analógicas y cómo funcionan las transmisiones de televisión digital terrestre. Bajo el nuevo entorno digital, es altamente probable que se requiera un número menor de estaciones de baja potencia que las que se utilizaban en un entorno analógico.

Así que, en lugar de envolverse en supuesta bandera antitelevisoras privadas, valdría la pena que dejemos al IFT hacer su trabajo para que pueda darse el mejor tránsito posible a la televisión digital terrestre para el caso de las estaciones de baja potencia o complementarias, sobre todo porque son justamente las que atienden esa función de cobertura social que hoy está reforzada por el hecho de que a partir de la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones y radiodifusión, se trata de un servicio público de interés general.

 

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image