Tecnología para combatir la inseguridad: la App 911 CDMX

0

Hace 18 años, desde la época en que era presidente Ernesto Zedillo, el gobierno federal había ordenado un número telefónico de emergencia, único, a nivel nacional. Empezaron con el 066 y luego hubo otros, pero nunca pudieron instrumentar un único número nacional hasta ahora que, el 911, sí opera en todo el país. La entidad que más está sacando provecho al tema es la Ciudad de México, dado que ha elaborado una aplicación para smartphones: la App 911 CDMX.

Se trata de una aplicación gratuita que desarrollaron los técnicos del Centro de Control de Emergencias de la Ciudad de México, el llamado C5, y con la que se podrá brindar una importante protección a millones de habitantes de la capital del país.

La App 911 CDMX, una vez activada, permite que, en segundos, alguno de los cientos de operadores de emergencia del C5 se pongan en contacto con el usuario a través de tres modalidades: llamada bidireccional, llamada silenciosa y chat. Sus ventajas son que i) la llamada entra directamente al C5, ii) el operador recibe en automático los datos del afectado (edad, tipo de sangre, alergias, seguro médico, etc.) lo cual permite brindar una mejor atención y sobre todo que, iii) dado que la App está geo-referenciada, se ubica con precisión y facilidad al usuario (aunque éste no sepa la dirección exacta en la que se encuentra, lo que es común en casos de crisis e incluso se le puede dar seguimiento si es que está en movimiento).

Además, la aplicación permite que iv) cuando un usuario active una emergencia se notifique de manera inmediata a cinco contactos adicionales, de tal suerte que familiares o personas cercanas son notificadas al mismo tiempo que el servicio de emergencia (policía, bomberos, ambulancia) para acompañar al usuario.

Otra ventaja de la App 911 CDMX es que v) el usuario está georreferenciado, y su información está validada, con lo que los operadores del C5 saben que la llamada no es una broma. De hecho, cuando la emergencia se activa desde una App, la pantalla de la computadora se torna rojiza y hace que el operador esté más concentrado en brindar ayuda. Y el tema de la validación no es menor, pues el Centro de Control recibe a diario 70 mil llamadas totales, de las cuales sólo 5 mil son emergencias reales, esto es que 93% de las llamadas son falsas. En tanto, las llamadas desde un App son 100% rastreables y por ello prácticamente siempre son reales.

¿Y qué elementos de seguridad tiene la App para cuidar los datos personales? La protección es total. La información personal se encuentra en un servidor al que no tiene acceso nadie en el C5, solamente se activan en la pantalla del operador cuando se genera la llamada desde el celular registrado (además de que la información registrada es muy básica).

La App de la Ciudad de México es única en el país. De hecho, no conozco una similar en Estados Unidos. La Comisión Nacional de Seguridad está tratando de imitarla, hasta ahora sin éxito. Pero el éxito de la App no sólo es el software, hay que sumarle el resto de los elementos con los que opera integralmente: las cientos de personas que están capacitadas para atender las emergencias, las 15 mil cámaras que barren las zona de la Ciudad en donde se generan las llamadas y los miles de elementos que están listos para arribar a una emergencia reportada por App en dos minutos.

La App 911 CDMX es quizá el avance tecnológico más importante que se ha puesto al servicio de los ciudadanos de la ciudad para combatir la inseguridad, al poder hacer rápidamente denuncias y recibir apoyo inmediato. Es un logro impresionante del Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera y de su desarrollador y operador, Idris Rodríguez, director del C5.

De hecho, esta aplicación es tan relevante que uno no se explica cómo no le hacen más promoción, aunque en las pocas semanas que lleva disponible ya cuenta con más de 19 mil personas inscritas. Quizá la CDMX no pueda hacer aún más promoción dado que estamos en “veda” electoral por la cercanía de la elección en el Estado de México, pero bien vale la pena dar a conocer una nueva y moderna forma de combatir la inseguridad en la ciudad. La recomendación no sólo es por lo novedoso e interesante de la App, sino también porque ya fue probada en tiempo real y la respuesta fue excelente.

Por cierto, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) logró cambiar miles de números telefónicos que iniciaban con la numeración 911 a efecto de poder constituir un número único de emergencia a nivel nacional, pero faltaría que se obligue a operadores a ser más exactos con la geolocalización de números telefónicos (no dados de alta vía App) y ordenar imponer sanciones para los usuarios del servicio telefónico que hagan llamadas de broma al 911.

Así que el número 911 ya funciona en todo el país y la App de la Ciudad de México nos pone a la vanguardia tecnológica. Esperemos que el gobierno de la Ciudad mantenga la misma calidad ahora que se inscriba mucha más gente a este novedoso servicio.

Cambiando de temas…

El negociazo de la banda 2.5 GHz: difícil de entender cómo el IFT aprobó la compra de 60 MHz de América Móvil (AMX) a MVS. Hay que reconocer que la familia Vargas, concesionarios de MVS, no dejaron de insistir en el tema desde hace más de 20 años y lograron vender a AMX un espectro que recibieron gratuitamente —para televisión de paga vía microondas— por un monto no revelado, para usarse ahora para el servicio de telefonía móvil e internet. Algo que en las pasadas dos administraciones ningún funcionario se habría atrevido a aprobar. Las empresas directamente afectadas, Telefónica y AT&T, no planean impugnar. Además, tendrán que esperar hasta fines de 2018 para tener acceso a esta banda.

Esta aprobación deja ver que, en el sector telecomunicaciones, AMX seguirá siendo el principal operador por muchos años, dado el espectro que ha logrado acumular, la calidad que podrá dar a usuarios vía esta banda y la tibieza de su competencia. Así es que la operación es un éxito para AMX y MVS.

Cambios en los horarios de los noticiarios en la TV abierta: llamó la atención que las tres televisoras —Televisa, Azteca e Imagen— movieran de las 10 a las 10:30 pm sus noticiarios estelares. La razón parece ser doble: por un lado, el horario de verano está haciendo que la gente llegue a su casa y se acueste más tarde; y, por otro, que hay un mayor margen de comercialización en series —dado que reúnen a una mayor audiencia— que en noticiarios. Comercialización que nadie quiere dejar libre al competidor.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image

Abogado y analista para Televisa, ACIR, RadioFormula, IMER y periodico El Universal