Separación funcional de Telmex: antecedentes y perspectivas

0

2018-03-07

El 27 de febrero del año pasado, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) ordenó la separación funcional de Telmex y Telnor (Telmex), para que dos subsidiarias con patrimonio, empleados y gobierno corporativo propios prestaran servicios al mayoreo a sus competidores, de tal forma que éstos reciban el mismo trato, términos y condiciones que los servicios minoristas de Telmex. Los servicios al mayoreo que prestarán estas nuevas subsidiarias serán el acceso a la red local, enlaces dedicados y compartición de torres, postes, ductos y derechos de vía. La intención detrás de esta medida es que los competidores puedan acceder a los insumos esenciales de la red histórica del país sin ser discriminados por su operador actual.

Mediante un comunicado emitido por el IFT el lunes pasado, se dieron a conocer los principales términos y condiciones del plan aprobado para la separación funcional. Cabe señalar que, según la controladora de Telmex, América Móvil (AMX), el plan de separación funcional aprobado en definitiva por el IFT difiere sustancialmente de aquel propuesto por ellos.

De acuerdo con el IFT, las empresas mayoristas deberán: (I) concretarse en dos años; (II) establecer el principio de no discriminación como lineamiento general en todos los procedimientos, sistemas, códigos de ética y actuación de sus empleados; (III) contar con un consejo de administración con mayoría de consejeros independientes; (IV) contar con comités de auditoría y cumplimiento regulatorio; (V) contar con domicilios distintos a los de Telmex y Telcel; (VI) tener marca propia, signos distintivos y nombres comerciales diferentes a Telmex y Telcel; (VII) contar con sistemas operativos y de gestión independientes para el trámite y atención de solicitudes de servicios mayoristas, y (VIII) contar con personal independiente; es decir, sus empleados no podrán trabajar en alguna otra de las empresas que forman parte del agente preponderante.

Aunque el comunicado del IFT aclara que AMX es la responsable de la viabilidad técnica, económica y financiera de las nuevas empresas mayoristas y que debe aportarles los recursos necesarios para que cumplan con su objeto, AMX afirma que no subsidiará ni financiará la operación de estas empresas mayoristas, a pesar de que seguirán siendo sus subsidiarias. Es difícil no entender esta afirmación como un mensaje al IFT, en el sentido de que AMX no invertirá en la expansión de la red y servicios mayoristas. Veremos cómo reacciona el IFT y qué medidas toma al respecto.

AMX deberá presentar ante el IFT un plan de transferencia de activos y pasivos, de migración de personal y de elementos de red e infraestructura, lo que en realidad no debe ser tan complicado, ya que desde el 2013 Telmex escindió a sus entonces subsidiarias Compañía de Teléfonos y Bienes Raíces, SA de CV (CTBR), Alquiladora de Casas, SA de CV (Aldeca) y Renta de Equipo, SA de CV (RE), quienes son las dueñas de los activos y elementos de red que se requieren para prestar los servicios mayoristas. Es decir, el día de hoy ya hay una separación legal entre la red mayorista de Telmex y la propia empresa que presta servicios al usuario final. La subcontroladora de la red, a través de CTBR, Aldeca y RE, es la empresa holandesa Carso Telecom, BV, y es subsidiaria de AMX, así es que gran parte del trabajo para la separación funcional ya está hecho. Falta, por supuesto, la parte operativa, laboral y de sistemas de gestión, pero la separación legal ya existe, aunque requiere de ciertas modificaciones y, sobre todo, de regresar la propiedad de la red de Telmex a las dos nuevas empresas mayoristas mexicanas, sujetas a la jurisdicción y competencia de las autoridades de nuestro país.

Aunque AMX ha señalado que impugnará la separación funcional ordenada por el IFT, lo cierto es que ésta no es muy distinta a la escisión que en el 2013 llevo a cabo Telmex, ni a la escisión de AMX que dio lugar al nacimiento de Telesites como una empresa independiente de torres e infraestructura pasiva.

El IFT ha hecho un buen trabajo, esperemos que la supervisión del cumplimiento puntual de las obligaciones del preponderante permita alcanzar los beneficios en materia de competencia que todos esperamos de esta medida.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image