Tras bambalinas

0

Guillermo Montero/ Diario de México

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) finalmente quedó conformado. Los siete candidatos que propuso el presidente Peña Nieto fueron ratificados por el Senado en el último día que tenían de plazo. Una vez que tomaron protesta, los nuevos comisionados se reunieron en las oficinas de la difunta Cofetel e instalaron el Pleno.

Tras esa primera sesión, automáticamente la Secretaría de Comunicaciones y Transportes perdió las facultades que aún mantenía respecto del otorgamiento, revocación o prórroga de concesiones para instalar y operar redes públicas de telecomunicaciones; incluso aquellas que requieren de espectro radioeléctrico para su funcionamiento; dichas facultades pasaron ipso facto al flamante IFT.

Por eso resulta sumamente extraño el rumor de que la SCT y MVS están por publicar un acuerdo respecto de la banda de frecuencias de 2.5 GHz cuyo rescate se anunció apenas el año pasado por la SCT. Esta banda, que en los 80s se usaba para televisión de paga, ahora es óptima para Internet y banda ancha móvil. MVS tiene todos los mega Hertz que la componen (190 Mz) y ha hecho hasta lo indecible para no regresarla al Estado. Aparentemente la SCT autorizará a MVS quedarse con 60 MHz a cambio de que devuelva los I30 MHz restantes y se desista de los amparos que tienen paralizado el desarrollo de la banda ancha móvil en el país. De ser cierto, lo anterior querría decir que el Ejecutivo estará aplicando una medida que abiertamente contradice y vulnera la reforma constitucional en la materia. Recordemos: a partir de la semana pasada el IFT es la voz cantante. Un arreglo de esta naturaleza es simplemente imposible, y, en caso de ser cierto, sería un magnánime insulto para el IFT y el resto de los concesionarios.

Twitter: @monteroamerena

 

-0-

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image