Selección Nacional rompe récord en la TV

0

2018-06-19

Se hizo historia en varios niveles: el programa de televisión más visto en cualquier género, el partido de futbol más visto en la TV nacional y, seguramente, la retransmisión más vista de cualquier evento deportivo.

El juego del domingo entre México y Alemania no sólo fue un hito futbolístico, fue también un récord en lo mediático, al alcanzar la audiencia televisiva más alta en la historia de la TV nacional.

Los ratings y sus mediciones han cambiado pre y post apagón de la TV Digital en 2015. Hasta entonces, el programa más visto en la TV nacional fue el final de la telenovela La Fea más Bella el 25 de febrero de 2007 (19 a 22 horas), que se transmitió en el Canal 2 de Televisa, con un share (número de televisoras prendidas en ese programa) promedio de 60%. Así que, de cada 100 televisores encendidos, más de 60 estaban viendo este final de telenovela. El reach que se calcula que tuvo este programa fue de 19.2 millones de personas.

El partido del domingo entre México y Alemania obtuvo también un share de 60%. Tanto Televisa como TV Azteca transmitieron de manera simultánea (simulcast) en varios canales de TV. Televisa usó Canal 2 y Foro TV, mientras que Azteca usó Canal 7, ADN40 y A+. En esta transmisión, con mayor población y datos más precisos de Nielsen, entre ambas televisoras juntaron la enorme cantidad de 21.62 millones de personas (11.35 millones de Televisa y 10.27 millones de Azteca).

Ambas empresas televisoras y sus anunciantes deben estar muy satisfechos. Incluso, dudo mucho que la FIFA tenga mejores resultados en otros países. Además, en portales digitales y apps –cuya licencia es de Televisa- lo siguieron alrededor de un millón de usuarios únicos.

Para tener un comparativo de este mismo Mundial, hay que señalar que el gran partido entre Portugal y España, del pasado viernes, tuvo una audiencia de 9.2 millones de personas (5.76 millones de Televisa y 3.44 millones de Azteca).

Otro comparativo: en el futbol nacional, el partido que tiene el récord es la Liguilla, en la final de vuelta del Torneo Clausura 2004, entre los Pumas de la UNAM y las Chivas, con 15.1 millones.

Así que, como se le quiera medir, frente al Mundial o frente al futbol nacional, la audiencia de este domingo es de 21.62 millones de personas que se juntaron alrededor de un televisor, un hecho sin precedentes.

Para tener otro comparativo, el primer debate del INE del pasado domingo 22 de abril a las 20 horas, realizado en el Palacio de Minería, que todas las televisoras privadas transmitieron en simulcast (Canal 2, Foro TV, Canal 1, ADN40, Imagen y Excélsior TV) más toda la televisión pública (Canales 11, 22, SPREM, TV Mexiquense y otras), lograron de manera conjunta, también según cifras de Nielsen, 13.7 millones de personas. Así que todas las televisoras (públicas y privadas enlazadas) en un evento nacional estuvieron un 37% abajo de lo que logró la Selección Nacional.

Las televisoras no tuvieron acceso a los ratings hasta la mañana de ayer, sin embargo, sentían que había ocurrido algo tan relevante que, de último minuto, ambas decidieron alterar su programación y repetir el juego, aunque lo hicieron a horas distintas: Televisa retransmitió a las 13:30 horas del domingo, juntando otras 3.9 millones de personas y Azteca, a las 20:30 horas, una hora con mayores encendidos de televisores, obtuvo otros 5.6 millones de personas. Con esto, TV Azteca, 8 horas después de que todos los mexicanos conocían del resultado favorable para México, logró juntar casi la misma audiencia que el final de la telenovela Por Amar sin Ley.

Para recapitular, se hizo historia en varios niveles: el programa de televisión más visto en cualquier género, el partido de futbol más visto en la TV nacional y, seguramente, la retransmisión más vista de cualquier evento deportivo. Un triple récord para los muchachos del “Tri”.

Habrá que ver si la Selección Nacional, de la mano con las televisoras, rompe su propio récord el próximo sábado en su juego, a las 10 horas, contra Corea del Sur.

Por lo pronto, quedémonos con el dato de que, en un evento en vivo, entre TV abierta y su transmisión digital, alrededor de 23 millones de personas fueron impactadas. Más otros 9.5 millones en repetición. No sólo se fijaron varios récords, también cambió el ánimo social del país.

Ojalá sigamos así y suerte a la Selección en sus siguientes encuentros.

Cambiando de tema: *La compra de AT&T sobre Time Warner hace que se ajuste su nombre a Warner Media. Ahora AT&T tendrá por sí solo una plataforma de 170 millones de dispositivos inteligentes a los cuales les podrá enviar contenidos audiovisuales. Y creará una plataforma llamada AT&T Watch. Habrá que ver cómo reaccionan sus competidores, desde Comcast hasta Netflix o Amazon.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image

Abogado y analista para Televisa, ACIR, RadioFormula, IMER y periodico El Universal