Reacomodo en el mercado móvil

0

Roberto García Requena | La Crónica de Hoy | 19 de junio de 2012

Grupo Televisa aceptó la lista de siete condicionantes que le impuso la Comisión Federal de Competencia (COFECO) para aprobar la compra del 50 por ciento de las acciones de Iusacell y entrar de lleno al mercado de servicios móviles. Las siete condiciones evitan posibles prácticas anticompetitivas entre Televisa y TV Azteca; cuatro condiciones son para el mercado de televisión abierta: 1) No entorpecer la licitación de la tercera cadena de televisión que tendrá que estar terminada en 24 meses; 2) No discriminar la venta de publicidad a empresas de telecomunicaciones; 3) Prohibición de ventas atadas de los servicios de Iusacell a la publicidad en televisión; y 4) No incluir en el consejo de administración de Iusacell empleados de Televisa o TV Azteca. Las otras tres condiciones se refieren al mercado de televisión restringida: 5) Desagregar la venta de contenidos de televisión abierta y restringida; 6) Prohibición de comercializar empaquetados canales de Televisa y TV Azteca; y 7) Excluir a Televisa de la participación accionaria de Total Play.

Con esta aprobación se fomentará una mayor competencia en el mercado de telefonía móvil, al tiempo que se evitarán riesgos de colusión en los mercados de televisión abierta y restringida. La inyección a Iusacell de 1.6 mil millones de dólares por parte de Televisa empezará a generar contrapesos en un mercado altamente concentrado. Este dinero servirá para crecer y desarrollar infraestructura y estar en condiciones de competir con el poder dominante de Telcel que acapara más del 70 por ciento de dicho mercado. Por otro lado, las condiciones impuestas por la COFECO funcionarán como medidas preventivas para no afectar la competencia en el mercado de la televisión, tanto abierta como restringida. Si bien Televisa y Grupo Salinas se asociaron en el sector de servicios móviles de las telecomunicaciones, lo cierto es que seguirán siendo rivales en la pantalla.

Adicional a esta fusión con Televisa, la semana pasada Iusacell firmó una alianza con Telefónica. Ambas empresas firmaron un acuerdo para compartir infraestructura y de esta manera complementar su cobertura al 90 por ciento del territorio nacional. Con este acuerdo se beneficiarán más de 27 millones de usuarios de telefonía móvil en el país.

Es innegable que este tipo de estrategias comerciales y de expansión van a fortalecer a los operadores pequeños para hacerle frente a Telcel y competir con mayor vigor por los usuarios. Con la capitalización por parte de Televisa y su alianza con Telefónica seguramente en poco tiempo Iusacell crecerá su participación de mercado más allá del 4 por ciento que actualmente ostenta. En beneficio de millones de usuarios, esperemos que así suceda y que la oferta de servicios en el mercado sea mayor, de mejor calidad y a precios más bajos.

Se está gestando una recomposición del mercado de servicios móviles mexicano, valuado en 30 mil millones de dólares. Ahora bien, este reacomodo se debe a los esfuerzos comerciales de los operadores, y no a la aplicación de una política regulatoria por parte de las autoridades. Esa parte todavía está pendiente.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image