¿Qué pasó?

0

Federico González Luna

El Financiero

Como se había programado, el pasado 28 de mayo se llevó a cabo el apagón de televisión analógica en la ciudad de Tijuana, B.C., hecho que evidenció la necesidad de que las autoridades de telecomunicaciones pongan más atención a la realidad de las propias comunidades. A pesar de mostrar aspectos positivos, el apagón analógico tuvo que ser pospuesto hasta el próximo 18 de julio.

Las razones de la posposición son validas y, dadas las circunstancias, la decisión es positiva y ayudará a evitar males mayores. Quizá el mayor logro de este primer apagón en el país es el hecho de que tanto industria como autoridades hayan logrado que la transmisión y recepción de las señales en su nuevo formato digital haya sido un fenómeno generalizado en la ciudad de Tijuana el 28 de mayo último.

La instalación de decodificadores alcanzó al 93 por ciento de los hogares que dependen únicamente de la televisión abierta para recibir el servicio de televisión cuando apenas hace unos meses este porcentaje era inferior al 4 por ciento, lo que, en buena medida, considero explicable por el liderazgo de uno de los servidores públicos más responsables y trabajadores de que puede echar mano la Cofetel, Fernando Borjón.

No obstante, un 93 por ciento de penetración implica, en contrapartida, que el 7 por ciento de los hogares se quedó sin servicio, es decir 15 mil hogares en donde habitan alrededor de 60 mil personas. Número demasiado elevado en términos humanos aunque quizá no en términos porcentuales, lo que al final vino a ser la causa de que se pospusiera el apagón analógico, ya que el estado de Baja California se encuentra en plena competencia electoral para elegir gobernador, presidentes municipales y diputados locales, y la ausencia del servicio televisivo ocasionaba que los respectivos hogares dejarán también de recibir los mensajes propagandísticos de los partidos políticos en competencia.

Se estimó que esta carencia podía influir definitivamente en el resultado de las elecciones del próximo 7 de julio dada la apretada disputa entre el PRI y el PAN, principalmente. De ahí que el instituto electoral de Baja California y el Instituto Federal Electoral (ambos al día siguiente) y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (dos días después), hubieran solicitado a la Cofetel que reprogramara la fecha del apagón analógico hasta después de la contienda electoral, quien finalmente así lo resolvió el viernes pasado.

La Cofetel no puede culpar a nadie del desenlace. Desde hacía días se habían venido señalando los riesgos que implicaba la situación político electoral; de no haberse pospuesto el apagón es bastante probable que se hubiera descompuesto extraordinariamente el clima político electoral bajacaliforniano y de ahí quizá incluso el ambiente político nacional.

Apuntaríamos algunos aspectos de este primer apagón a ser revisados en lo futuro:

1. Más allá de procesos electorales, no es posible que la autoridad asuma, sin más, que baste cumplir un porcentaje de penetración del 90 por ciento para que considere que sus responsabilidades en la plaza han concluido. Después de cada apagón debe seguir atendiendo a la población, para que la gente de menos recursos económicos no se quede sin el único servicio gratuito de entretenimiento e información. Son muchas personas a pesar de que estadísticamente el número no sea elevado.

2. La oportunidad: evidentemente nunca más debiera coincidir un apagón analógico con un proceso electoral.

3. Apertura: antes y después, las autoridades deben estar atentas a la realidad de cada plaza (son inadmisibles respuestas como la del presidente de la Cofetel atribuyendo las reacciones populares a supuestas confabulaciones, o la del “sí o sí” rechazando cualquier posible posposición).

4. Mediciones: aún se desconoce cuántos hogares realmente se han quedado sin servicio, ante la falta de mediciones oficiales, No hay espacio para la confianza desmedida pues a pesar de los avances aún resta bastante trabajo por hacer para que esta importante e indispensable transición tecnológica se lleve a cabo con el éxito que se requiere.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image