Portabilidad Numérica No Consentida

0

2019-06-24

La Portabilidad Numérica (PN) se define como “el derecho que tienes como usuario de telefonía fija o móvil a conservar tu número telefónico cuando decides cambiar de operador”, de acuerdo con el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT). Es así como nuestros números telefónicos, tanto fijo como móvil, se han convertido en un elemento de identidad fundamental para establecer contacto entre personas y negocios.

Este mecanismo empodera a los consumidores en la elección de operador de telecomunicaciones, tal que pueden optar por migrar a aquel que ofrezca las mejores condiciones de servicio en términos de cobertura, calidad y precio. Asimismo, contribuye a la gestación de un escenario de competencia efectiva, al convertirse en un incentivo para el mejor desempeño de los operadores en busca de conservar y atraer usuarios, por la vía de PN.

Recientemente se ha identificado un alza en casos de PN “no consentida”, en los que, utilizando técnicas fraudulentas, se realiza el cambio de operador sin que el usuario se percate de ello. De acuerdo con los Informes Estadísticos Soy Usuario, elaborados por el IFT, en el último año ha aumentado notoriamente la proporción de inconformidades relativas al proceso de portabilidad, al pasar de una proporción de 11.8% del total en el primer trimestre de 2018 a 22.5% durante el mismo periodo de 2019, según la más reciente información oficial disponible.

La mayoría de esas quejas se refieren a casos de procesos de PN “no consentida” en el segmento móvil (52.7% del total de inconformidades realizadas a trámites de portabilidad).

Es importante destacar que estos números corresponden únicamente a aquellos usuarios que comienzan un proceso formal de inconformidad a través del portal “Soy Usuario”. No constituye la totalidad de usuarios que han sido víctimas de trámites de portabilidad “no solicitada”, la cual de acuerdo con cálculos de la industria podría ascender a poco más de 10% de los números portados.  Por lo que el problema es aún mayor, considerando aquellos usuarios que no presentaron inconformidad alguna ante las instancias de gobierno correspondientes.

Sin embargo, no son los operadores los que generan los trámites de PN “no consentida”, sino son agentes intermediarios los que, buscando una manera de hacer dinero fácil, inician el proceso de manera ilegal hacia otras redes y los usuarios tienen que reportarlo al operador de origen o que prestaba el servicio previamente.

La PN “no solicitada” vulnera el derecho de los usuarios a migrar de operador conservando su mismo número y la dinámica competitiva entre operadores, al consistir en una práctica fraudulenta de robo de líneas. Toca al órgano regulador garantizar una portabilidad certera, transparente y expedita, en favor del bienestar de los consumidores mexicanos.

 

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image