Poder sustancial en TV de paga: bipolaridad regulatoria

0

El Pleno del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) decidió, por mayoría de votos, declarar a Televisa como agente económico con poder sustancial en el mercado de TV restringida.

Esto quiere decir que, según algunos comisionados del IFT, Televisa tiene la capacidad de manipular precios en el mercado y/o imponer barreras de entrada al mismo, lo que en conclusión significa inhibir la competencia en TV de paga. Como consecuencia de esto el regulador ahora le puede imponer una regulación específica a este operador.

Lo curioso del caso es que apenas el 30 de septiembre de 2015, el Pleno del IFT resolvió que no se tenían elementos para determinar la existencia de un agente económico con poder sustancial en el mercado de TV de paga. Es decir, no ha pasado ni año y medio y los comisionados del IFT ahora deciden justo lo contrario. Vaya contradicción.

Pero vamos por partes. Contra esa resolución de septiembre de 2015, en la que no se encontró evidencia de poder sustancial de ningún participante en el mercado, se amparó TV Azteca.

En recurso de revisión, el Primer Tribunal Colegiado en Telecomunicaciones ordenó, en enero de este año, revocar dicha resolución, y que en su lugar se emitiera otra que analizara el mercado en el periodo antes del 12 de septiembre de 2014. Esto por una interpretación que hace el Primer Tribunalrespecto del artículo 39 transitorio de la Ley de Telecomunicaciones y Radiodifusión.

Entonces, para la nueva resolución, el IFT tomó datos de enero de 2009 a agosto de 2014. Para su primera resolución (sept/2015) tomó exactamente los MISMOS datos, más unos cuantos meses más de finales de 2014 y principios de 2015. En otras palabras, en la nueva resolución se redujo la muestra de datos, eliminando unos pocos; los más recientes.

Para mayor claridad. La primera resolución incluyó datos de 74 meses. La segunda resolución consideró datos de 68 meses (enero 2009 a agosto 2014). Se quitaron del análisis los últimos meses de 2014 y los primeros de 2015. ¿Cómo es posible que reduciendo la muestra en tan sólo 6 meses (74 menos 68), que representa sólo el 8 por ciento del conjunto de datos, se pueda llegar a la conclusión contraria? ¡Y eliminando los datos más recientes! Es como decir que el árbol de manzanas que antes estaba sano, ahora se pudrió por quitar sólo unas cuantas.

Cualquier alumno de estadística diría que es una aberración. Además, la tendencia es otra. Televisa consistentemente está perdiendo participación de mercado en este segmento, particularmente a favor de Dish.

Ahora sí los comisionados del IFT tienen mucho que explicar porque no se entiende esta bipolaridad regulatoria. Deja mucho que desear. Así como se les aplaudió por la exitosa licitación de radio, también hay que señalar las deficiencias.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image