Otro palo a Televisa

0

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) acaba de resolver las nuevas medidas de preponderancia para América Móvil en las telecomunicaciones, y para Televisa en la radiodifusión.

Apenas la semana pasada escribía en este mismo espacio acerca de la bipolaridad regulatoria que el IFT mostró al resolver —en sentido contrario—, a lo que ya había resuelto en septiembre de 2015, respecto a declarar a Televisa como agente económico con poder sustancial en la TV de paga.

Pues al parecer a Televisa no para de lloverle por parte del IFT. Además de las medidas ya impuestas desde marzo de 2014 como agente económico preponderante en la radiodifusión, el IFT ahora determina endurecer sustancialmente la regulación asimétrica impuesta a este operador.

Con las nuevas medidas, en síntesis, obliga a la empresa a compartir la emisión de sus señales, en caso de que la infraestructura pasiva no esté disponible; no podrá adquirir derechos en exclusiva de contenidos audiovisuales relevantes, a menos que pueda sub-licenciarlos a otros concesionarios; deberá publicar información sobre los términos y condiciones en las que ofrece espacios publicitarios; y deberá presentar su contabilidad separada por servicios.

Todas estas obligaciones se tornan un exceso ante un entorno del mercado de la TV en México, que se ha modificado sustancialmente. Se licitó una nueva cadena nacional que ya está operando, Grupo Imagen. Se está en proceso de licitar más estaciones de TV a nivel nacional y/o regional. Esto sin mencionar la creciente competencia que enfrenta la TV abierta con contenidos que se transmiten vía internet sin regulación alguna.

Por otro lado, los comisionados del IFT pretenden, desde el 2014, equiparar la regulación impuesta a Televisa con aquella que le aplican a América Móvil, ambos en su calidad de agentes económicos preponderantes.

Esto no está bien por tres razones: 1) los mercados son totalmente distintos, por lo que el raciocinio regulatorio también debería de serlo; 2) la regulación impuesta desde el 2014 a Televisa se ha aplicado cabalmente, mientras que no es el caso para América Móvil. Sólo basta leer las quejas de los otros operadores de telecomunicaciones en la consulta pública; y 3) la regulación asimétrica en radiodifusión sí ha tenido resultados, mientras que en telecomunicaciones son insignificantes. América Móvil permanece con el 70 por ciento de los ingresos.

Por lo pronto, Televisa ya anunció que analizará el alcance de la resolución y tomará las acciones legales que más le convengan. A ver en qué termina esta historia.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image