Nueva tendencia en seguridad: el crowdsourcing

0

El crowdsourcing (o colaboración abierta) es un método de inteligencia colectiva a través del cual organizaciones, empresas e incluso individuos utilizan contribuciones para obtener cierto resultado. Si bien el crowdsourcing más antiguo del que se tiene registro data de 1783, cuando el Rey de Francia, Luis XVI pidió ayuda a la población para ver quién desalinizaba de la manera más económica el agua de mar, el término comenzó a ser utilizado por usuarios de internet a partir de 2003 con una plataforma de inteligencia colectiva de intercambio de información llamada 4CHAN.

Este novedoso enfoque colaborativo ha dado lugar al éxito comercial de importantes aplicaciones como Foursquare, Waze y Uber y, según Forbes, en 2016 el 85% de las empresas más importantes del mundo hizo uso del mismo. Sin embargo, ahora las agencias de seguridad de Estados Unidos han comenzado a lanzar ensayos con este procedimiento para encontrar nuevas soluciones ante amenazas a la ciberseguridad o el propio terrorismo.

Así, el FBI, los Departamentos de Seguridad y de Defensa y la CIA crearon desde finales de la administración Obama diversos programas y plataformas de crowdsourcing como el IARPA (Intelligence Advanced Research Projects Activity) o el Laboratory Innovation Crowdsourcing buscando detectar vía la colaboración de usuarios de internet vulnerabilidades, alternativas para lidiar con problemas de seguridad e información de inteligencia.

Uno de los ejercicios más sobresalientes de crowdsourcing fue desarrollado en 2016 por el Pentágono bajo el nombre de Hack the Pentagon. A través de éste, se permitía a hackers atacar plataformas digitales como el portal www.defense.gov para encontrar vulnerabilidades. La propuesta tuvo gran éxito, logrando reclutar a más de mil 400 participantes y detectar mil 800 puntos de riesgo.

De acuerdo con una investigación de la Naval Postgraduate School de la Marina de Estados Unidos, el crowdsourcing se hace particularmente benéfico para prevenir atentados perpetrados por ‘lobos solitarios’ como los ocurridos en el maratón de Boston o en una discoteca de Miami, situaciones para las que los métodos de inteligencia convencionales no funcionan y la colaboración de la comunidad vía redes sociales se vuelve esencial.

Sin embargo, y a pesar de que el crowdsourcing surge como una herramienta para adaptar y correr programas de seguridad, igualmente podría ser utilizado para ocasionar importantes daños. Por ejemplo, el Estado Islámico habría hecho uso de este método, particularmente en redes sociales, para obtener información que le ayudó a perpetrar atentados en Arabia Saudita. De este modo, aplicaciones como Waze, que muestra los puntos de ubicación de los oficiales de policía en las ciudades, habrían sido utilizadas por criminales para atacarlos.

Cambiando de temas… El televisor que ‘cobra’ vida. El órgano regulador de las telecomunicaciones en Estados Unidos, la Federal Communications Commission (FCC), dio a finales de la semana pasada el primer paso en torno a una nueva era en la televisión abierta.

Ajit Pai, recientemente designado por Donald Trump como Presidente de la FCC, anunció la discusión en febrero de una propuesta regulatoria que permitiría a los operadores de TV abierta transmitir sus señales bajo un estándar de nueva generación desarrollado en el Comité de Sistemas de Televisión Avanzada (ATSC, por sus siglas en inglés) denominado ATSC 3.0. El nuevo estándar tecnológico permite la recepción de imágenes en ultra alta definición, mayor calidad del sonido, nuevos servicios interactivos y una mejoría en la recepción de señales de televisión, particularmente en teléfonos celulares y tabletas (sin consumo de datos) o en los propios televisores sin que se requiera el uso de antenas externas.

Pero no sólo eso, con el estándar ATSC 3.0, los operadores estarían en posibilidad de apoyar a las autoridades con un sistema avanzado de alertas de emergencias para huracanes o sismos pues esta nueva tecnología puede encender los dispositivos que se encuentren apagados para dar los avisos necesarios a la población. Todo ello, utilizando la misma porción de espectro radioeléctrico (6 MHz) que los operadores ya tienen concesionado para prestar servicios digitales de TV.

Así que el darle “vida propia” a los televisores para alertar en casos de emergencias es ya una realidad. Empresas como AT&T y Dish ya se han pronunciaron a favor de esta innovación en la TV abierta.

Spots millonarios en el Super Bowl. Este 2017, Fox Networks no había vendido para el Super Bowl la totalidad de sus espacios publicitarios, esto en parte debido al bajo rating que registraban los juegos de la NFL, pero también a que esta liga trae aparejada su propia estrategia de mercadotecnia en redes sociales como Twitter, lo que genera pérdida de audiencia (e ingresos) a la televisora que tiene los derechos de transmisión en Estados Unidos.

Sin embargo, la cadena Fox, al haber transmitido el primer Super Bowl empatado al final del tiempo reglamentario ha de haber rebasado el récord de venta que impuso CBS el año pasado al vender $445 millones de dólares (mdd) por concepto de spots (incluido el pre y post juego).

El costo de los espacios publicitarios (y su producción) se ha disparado en los últimos años. Así, en el Super Bowl de 2010, 30 segundos de spot costaban $2.5 mdd; el año pasado, su costo fue de $4.5 mdd y este 2017, el precio promedio fue de entre $5 y $5.5 mdd.

Seguramente esta edición de Súper Tazón también reflejará el mayor ingreso de espacios publicitarios en su historia dado que el juego se fue a tiempo extra, pero para corroborar esto habrá que esperar unas horas al informe que Fox dará a la Bolsa de Valores y al del Corporativo 21st Century Fox en un par de meses.

Lorenzo Servitje. Su partida enluta sí, a la industria nacional, pero también a los medios de comunicación pues siempre empujó las mejores prácticas de responsabilidad corporativa a través de la Asociación A Favor de lo Mejor. Ahora, Don Lorenzo quedará inmortalizado en un nuevo serial de televisión, Gigantes de México, que ya está rodando el History Channel. En esta miniserie lo acompañarán hombres que forjaron el México moderno de hoy: Emilio Azcárraga Milmo, Carlos Slim Helú y Lorenzo Zambrano. Estará lista hacia septiembre de este año.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image

Abogado y analista para Televisa, ACIR, RadioFormula, IMER y periodico El Universal