México, peleando el liderazgo de los contenidos para TV

0

2018-01-16

Hoy empieza en Miami la feria de contenidos para televisión más importante de las Américas: NATPE. En este evento, durante dos días, se reúnen los creadores de contenido y las televisoras —tanto abierta, restringida e internet— más importantes de la región. Estarán presentes: Netflix, Telemundo, Televisa, Azteca, CBS, Globo, Lionsgate, TNT y NBC, entre otras, así como empresas relacionadas con el sector como AP o Nielsen.

En este evento será interesante ver el tipo de contenidos audiovisuales que se ofrecen para los siguientes meses, en un entorno de medios cada vez más convergente y demandante, y en el que además cada día más usuarios tienen acceso a plataformas que son complementos (TV abierta, restringida e internet).

Hay que señalar que Televisa es también exportadora de contenidos a Estados Unidos y a más de 50 países y la revista especializada PRODU adelantó ayer que, de la mano con Univisión, se presentará un nuevo género de contenidos: los “Superdramas”.

También, en el caso de México se están viendo nuevas estrategias y ajustes tanto por parte de las televisoras existentes como por parte de los nuevos jugadores. Y, desde luego, falta ver la estrategia que van a desarrollar quienes acaban de ganar estaciones de TV.

En el caso de las televisoras mexicanas existentes (Televisa, Azteca e Imagen) hay aspectos interesantes que están ocurriendo. En materia de audiencias, Televisa —principalmente a través de sus canales Las Estrellas y 5— concentra la mayor parte de las audiencias. De hecho, a lo largo del año pasado y éste, tiene una sólida ventaja dentro de los 30 programas más vistos, algo que regularmente publica el sitio especializado de PRODU, pero Azteca está transfiriendo exitosamente recursos de su canal 1 (antes 13) al canal 7, a efecto de fortalecerlo, con lo que también está incluso canibalizando la audiencia de su canal principal. Al parecer su apuesta es construir nuevas audiencias a partir de ambos canales (el llamado “carry”), algo similar a lo que hizo Televisa —en su momento— con los canales 2 y 5, sus redes nacionales.

En el caso de Imagen, su ascenso en el rating ha sido lento, y curiosamente, donde ha tenido éxitos son en los contenidos (novelas) de temática histórico-bíblico, de producción extranjera: El Sultán (turca). Esto llama la atención pues a Azteca no le funcionaron las novelas importadas desde Portugal y Brasil.

En cuanto a noticieros, hay que decir que tanto Televisa como Azteca e Imagen están en proceso de que sus canales dedicados a los informativos (Foro TV, ADN 40 y Excélsior TV, respectivamente) sean vistos vía TV restringida y abierta en todo el país. Para que se vean en TV abierta, a nivel nacional, están haciendo uso de la multiplexación, una evolución tecnológica que permite que en un canal de TV se vea más de una señal de TV digital.

En los informativos estelares que pasan por sus canales “ancla”: Azteca 1, Televisa 2 e Imagen 3, hasta ahora el liderazgo informativo lo tiene Televisa, según las mediciones de Nielsen que difunde PRODU, seguido de Azteca y luego Imagen, aunque pareciera que se aproxima una pelea por el segundo lugar. Sin embargo, la lucha es cotidiana y una buena programación en la hora previa a los noticieros estelares puede hacer la diferencia.

Falta ver qué van a transmitir los dos nuevos canales que este año aparecerán en la Ciudad de México. Uno de Multimedios, que probablemente llevará el contenido que hoy se ve en Milenio TV y el otro, de Francisco Aguirre, el cual se especula que lleve una mezcla de contenidos informativos y musicales.

Así que la competencia en el sector audiovisual de México es plena y cada vez más intensa, pero México sigue siendo el líder en la exportación de contenidos al resto del mundo, y particularmente, a los países de habla hispana. Y, aunque los brasileños y los turcos están queriendo competir en estos mercados, los contenidos que presentarán Televisa y Azteca en NATPE dejarán ver que seguiremos no sólo liderando en el número de horas producidas, sino también que tenemos el liderazgo en la venta de contenidos a otros países, esto gracias a cadenas de producción sofisticadas en México, que involucran a guionistas, escritores, actores y productores.

Cambiando de tema: La semana pasada, una de las tres principales empresas de fabricación y venta de smartphones o equipos celulares inteligentes alrededor del mundo, Huawei, recibió un duro golpe en sus aspiraciones de posicionarse como un proveedor importante en Estados Unidos.

Huawei, de origen chino, que en 2016 vendió 139 millones de smartphones y generó ingresos por 85 mil millones de dólares, se por detrás de Samsung. A pesar de ello, la presencia de Huawei en EU es prácticamente nula. Y es que, en ese país, el segundo lugar del mundo con mayor número de usuarios con un smartphone (224 millones), el mercado es dominado ampliamente por Samsung y Apple, que juntos controlan el 70% de ese mercado.

Pero, ¿por qué —a pesar de su tamaño— Huawei no tiene presencia importante ahí? La razón es simple: el 90% de los smartphones son vendidos directamente por los operadores de telecomunicaciones (AT&T, Verizon, T.Mobile, etcétera.) en sus planes de servicios móviles, empresas que tienen celebrados los acuerdos respectivos con los fabricantes de los equipos, como Apple y Samsung. No obstante, Huawei no ha podido establecer acuerdos con los grandes operadores de telecomunicaciones del vecino país para que sus equipos sean ofrecidos a los usuarios.

Lo anterior estaba a punto de cambiar para Huawei. Se esperaba en este año un acuerdo con AT&T y Verizon —que en conjunto tienen más de 280 millones de suscriptores—, para que éstos vendieran su equipo más avanzado, el Mate 10 Pro.

Sin embargo, en días pasados, los principales medios de comunicación norteamericanos reportaron que AT&T habría cancelado las negociaciones con Huawei, presuntamente orillado por presiones de carácter político. En este sentido, se menciona una carta del Comité de Inteligencia del Senado, dado antecedentes que vinculan a Huawei con agencias de espionaje en China, algo que éstos siempre han negado. Al parecer Verizon estaría también por desistirse.

Mientras que en EU (y otros países) Huawei es visto como un riesgo en materia de seguridad, y por ende enfrente un panorama adverso, en México las cosas son muy distintas para ellos. Aquí la compañía china es uno de los principales proveedores de Altán Redes, compañía socia del Estado mexicano para la operación y despliegue de la nueva Red Compartida, que iniciará operaciones este año. Claramente hay una agenda distinta en este tema entre Estados Unidos y México. ¿Está México buscando contrapesos? ¿Es una jugada geopolítica de alto nivel del Gobierno Federal? O, ¿sencillamente nadie puso cuidado en el asunto? Pronto lo sabremos.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image

Abogado y analista para Televisa, ACIR, RadioFormula, IMER y periodico El Universal