La televisión está lejos de morir

0

Mucho se ha dicho y escrito acerca de que la TV abierta está cada vez más alejada de las audiencias y que, incluso, tiende a fenecer, al tiempo que otras tecnologías —el Internet, por ejemplo— continúan en ascenso.

Esto es falso. Si bien es cierto que nuevas tecnologías, que permiten la transmisión de contenidos audiovisuales se han desarrollado exitosamente, también lo es que la TV abierta tradicional sigue siendo la de mayor penetración entre la población. Esto no quita que la TV abierta enfrente cada vez una mayor competencia en el mercado.

Esta competencia es la que ha provocado que los sistemas de TV tradicional se modernicen, innoven, y distribuyan contenidos que estén a la altura de los retos de los televidentes del siglo XXI. Las televisoras mexicanas están en un proceso de reinvención que les permita hacer frente a un mercado cada vez más competitivo, y a una audiencia cada vez más compleja y demandante de contenidos de calidad.

Evidentemente, el modelo de negocio de la TV tradicional, que depende de la venta de espacios publicitarios, se ha enfrentado a un mercado mucho más versátil y con una mayor variedad de plataformas, bajo las cuales el anunciante puede discriminar. Esto no es otra cosa que una mayor competencia en el mercado de la publicidad.

En este sentido, Televisa ha hecho un gran esfuerzo por actualizarse y mantenerse competitiva. La existencia de servicios en línea como Netflix, ha hecho que esta empresa se adapte en programación y en su estrategia de precios de publicidad. Desde la entrada de Isaac Lee en el área de contenidos en enero de este año, se ha puesto en marcha un nuevo enfoque programático.

Los cambios ya están reflejando un efecto positivo. De mediados de julio a mediados de septiembre, 28 de los 30 principales programas en la televisión mexicana fueron producidos por Televisa, de acuerdo con datos de Nielsen. Televisa está de regreso con un incremento en “rating” del 40 por ciento en lo que va del año en el Canal de las Estrellas.

Por ello no debería de sorprender que hace unos días Fitch Ratings emitió una calificación de AAA(mex), a la emisión propuesta de certificados bursátiles por parte de Televisa, para colocar hasta 10 mil millones de pesos con vencimiento en el año 2027.

En otro tema. Mientras en nuestro país las emisoras de TV abierta se transforman para enfrentar la nueva realidad, en los Estados Unidos, el presidente Trump amaga con revisar títulos de concesión a cadenas por difundir información que él califica como falsa. Un rasgo más del autoritarismo que está viviendo el vecino del norte.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image