Una estrategia para combatir la pobreza digital

0

Ernesto Piedras/ El Economista

La baja penetración de los servicios de telecomunicaciones entre dos terceras partes de la población mexicana, principalmente en accesos de Internet, se traduce en una brecha digital en el interior del país y en términos internacionales. Así, surge la necesidad de realizar un salto tecnológico, para contar con una estrategia integral en materia digital.

Y es que cada día que pasa y esos mexicanos padecen desconexión, resulta en mexicanos que padecen importantes desventajas en sus capacidades laborales, educativas, de acceso cultural, de formación de criterio político, desarrollo social, etcétera. Es decir, este tema no se trata sólo de navegar en Internet, sino que es un tema de crecimiento económico, oportunidades y desarrollo integral.

Algunos antecedentes

Tan sencillo como parece y los gobiernos pretéritos nunca lo adoptaron en las prioridades nacionales, muy a pesar de las diversas y articuladas solicitudes que recibieron de variados grupos de la sociedad. Por ejemplo, a mediados del 2010 un esfuerzo colectivo (AMIPCI, AMITI, Aniei, Canieti, The Competitive Intelligence Unit, academia, Poder Legislativo y sociedad civil) solicitó al Poder Ejecutivo que adoptara estas medidas para impulsar la adopción, uso y aprovechamiento, de forma transversal, de las Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TIC) en México, entonces denominada Agenda Digital Nacional (ADN). Pero no, ni acuse de recibo fue emitido en esa ocasión.

La Estrategia Digital Nacional

Punto de celebración que este pasado lunes el Presidente de la República se comprometió públicamente a encabezar en primera persona la Estrategia Digital Nacional, primer esfuerzo del Ejecutivo federal para la democratización de la conectividad y la adopción digital entre los mexicanos.

Esta estrategia se compone de cinco objetivos principales, encaminados a la digitalización de algunos los sectores estratégicos para el desarrollo nacional. Primero, transformar la administración pública hacia el e-gobierno. Segundo, promover la economía digital mediante el desarrollo del comercio electrónico y el fomento de la adopción digital en pequeñas y medianas empresas. Tercero, brindar educación de calidad que encamine a los niños y jóvenes mexicanos hacia la sociedad de la información y el conocimiento. Cuarto, consolidar servicios de salud de calidad, que lleguen a todos los mexicanos. Y finalmente, aprovechar las nuevas tecnologías en materia de seguridad, mejorando los instrumentos de denuncia ciudadana y generando así un vínculo directo entre el gobierno y la sociedad.

Objetivos y el camino hacia adelante

Este proyecto será encabezado por la Coordinación de Estrategia Digital Nacional, para buscar posicionar a México en primer lugar en términos de conectividad y digitalización entre países de América Latina y empatarlo con los estándares de la OCDE.

Se escuchan ya voces puntualizando los elementos faltantes en esta Estrategia y bien cierto es que no podemos aspirar a tener un México conectado, todavía nos faltan precisiones acerca de acciones, diagnósticos y responsables.

Pero hoy día, el grito de guerra para combatir esta afrenta de la pobreza digital que afecta a una vasta proporción de nuestra población ha sido emitido. El gobierno y el Presidente se constituyen como coordinadores, pero no son el único responsable de esta tarea nacional. Entonces, es tarea de todos asegurarnos del éxito de esta suma de esfuerzos colectivos que convergen en una misma evolución, la de la conectividad de todos los mexicanos.

Twitter: @ernestopiedras

Foto: http://www.freedigitalphotos.net

-0-

 

 

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image