Las verdades a medias de la Cofetel

0

Gerardo Flores

El Economista

La semana pasada, la Cofetel emitió tina resolución, con su respectivo comunicado, que la pintan de cuerpo entero. Con ella, modifica el calendario mediante el que pretendía llevar a cabo la consolidación de las 397 Áreas de Servicio Local (ASLs) en que actualmente está dividido nuestro país, a sólo 172. La importancia de esta medida tiene que ver con que al reducirse el número de ASLs, se reduce el número de destinos que se consideran como llamadas de larga distancia, y por tanto, se reduce el desembolso en el que mensualmente incurrimos todos los mexicanos por concepto de llamadas de larga distancia.

El calendario original, contenido en un proyecto remitido a la Cofemer en marzo de este año, preveía una agenda de consolidación gradual, que iniciaba al sexto mes de la entrada en vigor de la resolución correspondiente y concluía 18 meses después.

Con el cambio introducido en la resolución aprobada la semana pasada, mediante voto dividido de los comisionados, ese calendario de consolidación gradual a 18 meses se convirtió de tajo en una consolidación que tendrá lugar en una fecha única, 24 meses después de iniciada la vigencia de la resolución. Modificación que por cierto la Cofemer ya avaló ayer.

Ahora bien, ¿por qué debe preocuparnos este cambio? Simplemente porque al patear el balón, en cuanto a la consolidación efectiva de cada una de las ASLs, los mexicanos seguimos pagando como llamadas de larga distancia llamadas que ya podrían ser consideradas como llamadas locales, lo que no es otra cosa que un golpe artero al presupuesto de la mayoría de las familias mexicanas.

Contrario a lo que la Cofetel mañosamente nos quiere hacer creer en su comunicado del miércoles pasado, éste es un gasto que se podría haber reducido de manera significativa desde noviembre del 2008, cuando una medida similar estaba prevista para entrar en vigor. Medida que, casualmente, la Cofetel no menciona ni por asomo en su comunicado.

Aquella medida no entró en vigor en virtud de una sospechosa omisión de la entonces Subsecretaría de Comunicaciones, que hoy desde su posición como Diputada federal del PRD hace gala de una supuesta preocupación por los usuarios, misma que no tuvo cuando omitió dar respuesta a un escrito de Telmex sobre el tema y que permitió que se actualizara la figura de afirmativa ficta, cuyo efecto directo fue el otorgamiento de una suspensión administrativa por parte de la SCT en contra del plazo de consolidación de ASLs previsto en aquel entonces. Por eso hoy estamos otra vez hablando de este tema.

En su comunicado, la Cofetel pretende hacernos creer tramposamente que el plazo de consolidación simple mente se extendió de 18 a 24 meses y que el efecto del cambio es apenas imperceptible.

Se trata de una enorme mentira porque, de haberse respetado el calendario previsto apenas en marzo pasado, a 12 meses de iniciada la vigencia de la hoy descafeinada resolución, se contaría ya con 77 ASLs del objetivo de 172. Independientemente del monto de lo que los mexicanos se podrían ahorrar por mes de haber entrado en vigor el proceso de consolidación conforme al plan original, el cambio se traduce nuevamente en millones de pesos escatimados mensualmente a los usuarios, en ahorros que le están siendo negados por el próximo a ser extinto órgano regulador. Vaya forma tan indecorosa de la Cofetel de bajar la cortina.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image