Ímpetu Económico / La licitación de TV: ¿grandes retos o grandes yerros?

0

Gerardo Flores
El Economista

Mony de Swaan podría estar colocando en riesgo de antemano el procedimiento de licitación de TV al estar generando expectativas que podrían ocasionar litigios.

Diversos diarios que se imprimen en la capital del país citaron ayer sendas declaraciones del Comisionado Presidente de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) a la agencia de noticias del Estado mexicano, Notimex, sobre algunos temas que a su juicio deben considerarse dentro del diseño de las bases de la licitación de estaciones de televisión abierta, conforme al programa correspondiente publicado por ese órgano regulador en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el pasado 12 de junio del presente.

La diversidad y profundidad de dichas declaraciones ameritan algunas reflexiones, sobre todo porque, a botepronto, surge la duda de si se trata de una visión retroalimentada por las posiciones sobre esos mismos temas de los otros cuatro comisionados que integran el pleno de la Cofetel o se trata de una postura personal de este funcionario.

Esto último no es menor y si bien es cierto que está en plena libertad de tener una posición específica sobre los temas que aborda, también lo es que en su calidad de Comisionado Presidente pudiera estar colocando en riesgo de antemano el procedimiento de licitación de estaciones de televisión por estar generando expectativas que, lejos de realizarse, podrían ocasionar una importante cantidad de litigios.

En primer lugar, llama la atención que uno de los objetivos que persiga sea que quien o quienes obtengan las concesiones correspondientes tengan una especie de garantía de que serán viables financieramente. Algo que simple y sencillamente no tiene asidero en la Ley Federal de Radio y Televisión (LFRTV). Esto nos lleva a una primera reflexión: el Comisionado Presidente de la Cofetel debería saber que en las bases de licitación no se pueden incorporar más requisitos o requisitos más exigentes que los que prevé la propia ley, así como tampoco se puede prever la inclusión de disposiciones que resulten inconsistentes con el marco legal o que no estén previstas en el mismo.

Lo anterior tiene que ver con su referencia a un posible requisito mínimo de producciones o contenidos independientes, cuando la LFRTV no prevé tal tipo de requisito. De hecho, lo que si prevé es un incentivo, pero no puede manejarse como un mínimo.

Asimismo, está su declaración sobre que el ganador o los ganadores en lugar de la contraprestación económica a la que se refiere el artículo 17 de la propia LFRTV pudiesen hacer efectuar el pago correspondiente en especie. El pago en especie, simple y sencillamente no está previsto en el marco legal. Valdría la pena que aclare a quiénes se refiere cuando al hablar del pago en especie, utiliza la frase “estamos pensando”. Lo anterior lo digo porque estoy seguro de que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público no aprobaría una propuesta de esta naturaleza.

Por lo que hace a su comentario con respecto a la posibilidad de que el ganador o ganadores en la licitación monten sus transmisores sobre la infraestructura del Organismo Promotor de Medios Audiovisuales, de manera preliminar, se antoja un reto complicado. De entrada, habría que revisar la capacidad legal de este organismo, un titular de permisos de radiodifusión, para comercializar la infraestructura vinculada con dichos permisos y si el marco legal se lo permite. Además, se trata de un organismo que no depende de la Cofetel, que está sujeto al cambio de administración.

Ante toda esta colección de propósitos del Comisionado Presidente de la Cofetel sin el debido fundamento legal, lo que queda claro es que estaría condenando el procedimiento de licitación correspondiente justamente al escenario que los mexicanos desean evitar o minimizar a toda costa el de un proceso intensamente litigado. Es decir que entre más creativo y soñador se ponga -y, por tanto, menos sustentado en el marco legal que lo obliga-, más alta es la probabilidad de que se desvanezca la posibilidad de que los mexicanos tengan acceso a más opciones de televisión en el corto y mediano plazos.

Llama la atención que el Comisionado Presidente de la Cofetel haya adoptado en el tema de la licitación de estaciones de televisión la estrategia de generar expectativas de difícil o imposible realización. Con el tiempo, sabremos qué es lo que en realidad buscaba.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image