En telecom, competencia y desagregación

0

Gerardo Flores/ El Economista

La semana pasada, el regulador de las telecomunicaciones y la radiodifusión emitió un reporte que contiene un análisis sobre el estado que guarda la competencia en el servicio de telefonía local y la evolución reciente en este mercado, con cifras al cierre del 2012.

El contenido de este reporte muestra que existe un importante y sostenido crecimiento en el número de líneas bajo formato VoIP (voz sobre IP), acompañado de una reducción sostenida en el número de líneas conmutadas, el servicio tradicional de telefonía. En tan sólo tres años, el número de líneas VoIP se incrementó en 61 %, mientras que el número de líneas conmutadas (telefonía tradicional) se redujo en 24 por ciento.

Gracias a este comportamiento reciente, la telefonía en formato VoIP representa ahora 31% del total de líneas contratadas, mientras que las líneas conmutadas representan 69% del total, con una tendencia a la baja.

Como indiqué anteriormente, el reporte nos permite observar que en los años recientes se ha presentado un crecimiento también sostenido en la participación de los operadores que compiten con el incumbente en el número total de líneas atendidas por ambos tipos de operadores. De hecho, en tan sólo seis años, la competencia ha aumentado su participación en el total de líneas contratadas de 17.4 a 40.5%, lo que implica una tasa media de crecimiento anual impresionante.

El mismo reporte muestra que gran parte de este crecimiento está asociado al creciente uso por parte de los competidores de líneas desagregadas del incumbente. De hecho, del total de 56 millones de líneas que son operadas por la competencia, 7.6 millones corresponden a líneas del incumbente revendidas por la competencia y 6.8 millones corresponden a bucles desagregados que los competidores contratan al incumbente.

De este reporte se desprenden de manera evidente dos conclusiones: a) la competencia en el sector se ha fortalecido, y b) la desagregación de la red del incumbente es una figura regulatoria clave que ha contribuido al fortalecimiento de la competencia.

Sin duda se trata de dos conclusiones esenciales a las que deberemos llegar como resultado de la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones, radiodifusión y competencia económica, y de una legislación secundaria construida con apego a las mejores prácticas internacionales.

Lamentablemente, el reporte del que tomo todos estos datos es uno publicado la semana pasada por la Federal Communications Commission de Estados Unidos (FCC) y no a uno emitido por nuestro flamante órgano regulador, el Ifetel.

No quiero pasar por alto que el ejemplo que tomo como referencia es un caso cuya penetración de las redes fijas y las redes móviles es elevada, pero donde de hecho se observa una migración paulatina de usuarios de las redes fijas a las redes móviles. Sin embargo, el ejercicio de relatoría que hago en esta colaboración, lejos de pretender ser una odiosa comparación o que sea interpretado como un intento de mofe del Ifetel, lo que pretende es ilustrar lo que podría ocurrir en nuestro país en un futuro cercano si tanto el Congreso como el propio Ifetel hacen bien su tarea, pues justamente uno de los objetivos centrales de la reforma es fortalecer la competencia, tanto en telecomunicaciones como radiodifusión desde luego, en beneficio de los usuarios.

Por último, estoy convencido de que Ifetel mejorará poco a poco la calidad y frecuencia de los reportes sobre la evolución del sector frente a lo que hacía la Cofetel.

Twitter: @GerardoFloresR

 Foto: http://www.freedigitalphotos.net

-o-

 

 

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image