IFT contra Apple, la batalla que viene. ¿Seguirá la TV abierta?.

0

Durante muchos años, la industria de la radio en México ha enfrentado un entorno complejo no sólo por la presión que le ejercen las nuevas tecnologías, sino también por la carga regulatoria y fiscal que históricamente le ha sido impuesta. No obstante ello, toda la radio —la comercial, la pública, la indígena y la social— está recibiendo una muy buena señal por parte del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), pues éste acaba de aprobar y publicar una nueva disposición técnica que ordena que las empresas fabricantes de celulares destraben para México los equipos móviles a efecto de que puedan capatar las señales de radio FM.

El año pasado, la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión (CIRT) hizo una petición formal al IFT para que los celulares que se venden en México estén desbloqueados y puedan captar las señales de radio FM a través de una antena de radio (“chip”) que tienen ya instalada y que rutinariamente en nuestro país aparece bloqueada, ya sea por proveedores de equipo o por operadores telefónicos.

El IFT, en una importante decisión, aprobó la disposición técnica IFT-011-2017 que establece que en caso de que los equipos terminales móviles, es decir los teléfonos celulares, cuenten con la funcionalidad de receptor de radiodifusión sonora en FM desde su fabricación, ésta deberá estar habilitada y activada para el usuario final. En pocas palabras, que si el equipo celular que usted compró ya tiene habilitado un “chip” para recibir las señales de radio, éste no puede ser inhibido o bloqueado por los operadores de telecomunicaciones que le prestan servicios de voz y datos.

Lo anterior significa que desde un teléfono celular se podrá escuchar, en el momento que se quiera —y sin necesidad de WiFi o de usar paquete de datos —, las transmisiones en vivo de las estaciones de radio de FM.

Esto es un cambio de paradigma importante y seguramente enfrentará al IFT con operadores telefónicos en México y con grandes manufactureros de equipos como Apple, Nokia o Samsung, pues todos estos dejarán de recibir ingresos económicos al poder bajarse contenidos (audios) de manera gratuita en los celulares. Y es que para manufactureros y operadores, los ingresos por aplicaciones (Apps) y por uso de datos al bajar audios tipo Spotify, iTunes, Claro Música u otros son significativos y ahora el IFT está ordenando en una resolución con importante valor social que en México se pueda escuchar la radio de manera gratuita y directa en los celulares.

El propio regulador estadounidense de las comunicaciones, la Federal Communications Commission (FCC), reconoció recientemente que la gran mayoría de smartphones cuentan con el “chip” de FM, pero que sólo 44% de esos equipos lo tienen activado. El recién nombrado presidente de la FCC, Ajit Pai, incluso señaló que parecía increíble escuchar día con día sobre las innovaciones implementadas a través de las aplicaciones de los teléfonos inteligentes, cuando dichos equipos no permiten o inhibien una funcionalidad ofrecida por un walkman desde 1982.

Para el presidente de la FCC no sólo habría que considerar el beneficio que representa para los consumidores el hecho de que puedan acceder a sus contenidos radiofónicos favoritos desde su equipo celular mientras utilizan solamente una sexta parte de la batería que ocuparían cuando escuchan música vía streaming y evitan consumir sus datos móviles, además, existe una ventaja para la seguridad pública y la protección civil, misma que ha reconocido ya el presidente de la Federal Emergency Management Administration (FEMA) de Estados Unidos, pues promover entre los fabricantes de dispositivos móviles la habilitación total de radio FM en los celulares haría que la población pudiera recibir alertas de emergencia u otra información relevante ante cualquier tipo de desastre o eventualidad. Es común que en situaciones de huracanes o temblores las redes móviles se caigan o se saturen con llamadas, por lo que abrir la opción de la radio FM ayudará en momentos en los que las redes del servicio móvil suelen enfrentar severos problemas de funcionamiento.

Por extraño que parezca, a pesar de los tangibles beneficios que ofrece el que los equipos celulares puedan recibir señales radiofónicas, la FCC no se ha animado a tomar la decisión que aquí sí adoptó el IFT.

Es por ello que vale la pena reconocer la labor del Instituto que, al ser México un país con un mucho menor ingreso per capita que Estados Unidos, está tomando una resolución social de gran importancia que permitirá que la gente en este país tenga más opciones de información y entretenimiento de manera gratuita. Con esta decisión, se beneficiarán 90 millones de mexicanos que tienen acceso a la telefonía móvil a través de un smarthpone y servicios como el de “alarma sísmica” tendrían también una importante audiencia con este nuevo modelo.

Seguramente habrá un revire de los fabricantes de equipos y de operadores móviles que no querrán perder importantes ingresos argumentando imposibilidades técnicas o mandado a México lotes de aparatos “especiales” que no contengan el chip que hasta ahora han traído. Así que pronto veremos si el IFT defiende en serio su primera política social que beneficiará a millones de mexicanos, o si le ganarán la partida empresas de la talla de Apple o Samsung.

Cambiando de temas. *Si el IFT ya aprobó recibir directamente del aire señales de radio, ¿seguirá lo mismo para las señales de televisión abierta? Algo también técnicamente posible.

*A finales de la semana pasada, el IFT informó que dos de los 67 ganadores de las 178 frecuencias de radio comerciales que fueron subastadas recientemente decidieron abandonar el proceso de licitación, dejando libres tres frecuencias de radio. Habrá que ver cuáles son las plazas que fueron ‘soltadas’ por los ganadores; si los que quedaron en segundo lugar en la subasta manifestaron su interés de retomarlas; y, cuántas frecuencias más podrían ser liberadas por otros ganadores que incumplan el pago establecido como límite el 22 de mayo.

Por lo pronto, únicamente se han pagado los montos que se ofrecieron por 14 de las 178 frecuencias de radio asignadas. Habrá que ver cuántos se bajan y de cuánto será la penalización para cada caso.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image

Abogado y analista para Televisa, ACIR, RadioFormula, IMER y periodico El Universal