Qué habrá este año en la TV

0

2018-01-23

La competencia por el mercado audiovisual se ha vuelto tan relevante, que hasta Facebook-Watch también asistió a NATPE para presentar series.

La semana pasada acabó la feria de contenidos más grande de América: NATPE. En ésta se hicieron anuncios importantes a partir de los cuales se perfila cómo serán y quién producirá los nuevos contenidos audiovisuales.

Entre los principales anuncios están que Televisa/Univision crearán un nuevo género, los “Súper Dramas”, basado en melodramas, pero no más de 60 capítulos —comparado con los más de 100 de las novelas tradicionales—, con calidad cinematográfica y narrativa multiregional que atrape al mercado latino en Estados Unidos, pero a su vez a audiencias en Asia, África y Europa. Inician con Comandante Bonita que versa sobre el narcotráfico en Michoacán, la migración y la violencia que esto provoca.

NBC-Universal anunció la creación de Telemundo Global Studios, en donde unificará todo su talento, producciones y unidades de negocio para producir en mayor escala lo que ellos denominan “Súper Series”: temáticas relacionadas con el narcotráfico y la delincuencia organizada. Aquí, quieren repetir el estilo de series como La reina del sur y ahora anunciaron El Recluso y Enemigo Íntimo. Por su parte, FOX creará una división para impulsar contenido latino e irá de la mano con Movistar y América Móvil —aquí conocida como Telcel— anunció coproducciones con Sony para una serie de ficción, El rey del valle.

Muy importante señalar que la brasileña Globo también está presentado contenidos para conquistar el mercado de habla hispana (doblados al español). Presentó como sus grandes apuestas Querer sin límites y El otro lado del paraíso, ambas han sido exitosas en Brasil y piensan que pueden brincar las barreras del lenguaje y culturales para los más de 700 millones de hispanoparlantes. Al igual que los brasileños, las producciones turcas tuvieron una presencia nunca antes vista para entrar al mercado hispano: estuvieron productoras como Global Agency, ATV, Inter Medya, Mistco TV, Kanal D, Eccho Rights y Calinos Entertainment, entre otras.

Pero la competencia por el mercado audiovisual se ha vuelto tan relevante, que hasta Facebook- Watch también asistió a NATPE para presentar sus series. Y, desde luego, habrá que ver qué producen los nuevos estudios de Apple, los cuales están integrados por ex directivos de Sony Pictures Television, quienes ya han hecho grandes series para la TV en EU y también para la TV hispana, como Rosario Tijeras, que en México transmitió TV Azteca y que viene de vuelta en un par de semanas.

Con todo esto, queda claro que habrá una mayor oferta de contenidos a través de las varias pantallas disponibles —TV abierta, TV restringida e internet— y que la competencia por la creación de éstos y su distribución es ya global y, además, está cambiando el modelo de negocios. Muchas de estas series generan no sólo ingresos por su venta, sino también por los productos integrados que promueven (por ejemplo, marcas de coches, relojes, comida, etcétera).

Hasta ahora, México —y particularmente Televisa— ha sido el líder en la producción de contenidos de habla hispana, seguido por Telemundo, de Estados Unidos, y RCN, en Colombia. Sin embargo, en este nuevo entorno, en el que además se requiere meter más recursos a cada serie —y dado que dura menos tiempo el plazo para amortizar costos— es incierto quién llevará el liderazgo.

Desde luego, deseamos que la alianza Televisa/Univision, que las coproducciones que está desarrollando TV Azteca y, eventualmente, si Grupo Imagen decide producir contenidos propios, catapulten los contenidos mexicanos en todo el mundo, tal y como ya sucedió hace unos años. Esto no sólo genera ingresos a México, también le da estatus internacional que sirve para generar, desde turismo, hasta la realización de ferias de contenidos audiovisuales y cinematográficas en nuestro país. Es cierto que la competencia es intensa, y que los costos por episodio han ido en aumento, pero si algo tiene México son buenos escritores, guionistas, directores y actores. Esta será una batalla global que se tendrá que dar y que inicia este mismo año.

Cambiando de tema: Ayer inició la discusión de la Ley de Réplica en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). Sorprendió que un tema tan relevante tuviera tan poca difusión por parte de la Corte, previo a su discusión. En esta revisión constitucional que está haciendo la SCJN se ponen en juego, desde la cobertura del presente proceso electoral, hasta el estatus de “trato preferencial” que pedían para sí (frente a los medios de comunicación) Morena y el PRD, pasando por cómo cualquier persona pueda acceder a corregir datos falsos o inexactos que de él/ella hayan dicho medios impresos, radiodifundidos y electrónicos.

El proyecto del (ponente) ministro Javier Laynez muestra un gran orden para tratar temas complejos y recoge lo mejor de sentencias de otros países para asegurar la mayor libertad de los medios en México y proteger respecto a cualquier censura, a la par de dar garantías a la persona (física o moral) que haya sido afectada por información falsa o inexacta.

Si el proyecto del ministro Laynez genera consensos, los grandes perdedores serán Morena y el PRD, que pretendieron tener acceso a los medios cuando se publicara información cierta, pero que les “agraviara”. Nuestros dos partidos de izquierda pretendieron censurar a todos los medios de comunicación y eso es inaceptable. Y así lo deja ver la SCJN.

También los políticos y los partidos tendrán que ir al mismo juzgado que el resto de las personas y olvidarse de los tribunales especializados que pedían, lo cual hace lógica pues ni modo que en pleno siglo XXI se les dé su propio fuero, además de que, por lo general, las notas de los partidos/políticos a menudo involucran a un particular (por ejemplo: político y empresa a la cual desvió recursos), por lo que hace sentido que todo quede en manos de un mismo juez federal, a efecto de resolver en un mismo tiempo y con congruencia.

El proyecto del Ministro Laynez podría reflexionar un poco más en pedir que los medios lleven réplicas sobre la información que les dan las agencias informativas (Notimex, AP, EFE, Xinhua, Al Jazeera, Agence France-Presse, Bloomberg, Reuters, etcétera). Los medios mexicanos no tienen cómo defender el detalle informativo que les proporcionan las agencias informativas. Pero eso sí: si las agencias corrigen o son vencidas en juicio, los medios deberán llevar la aclaración respectiva.

Lo que está estudiando la SCJN es una gran oportunidad para profesionalizar a los medios en México, a la par de aumentar el régimen de libertades. Veremos qué sucede esta semana en la Corte.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image

Abogado y analista para Televisa, ACIR, RadioFormula, IMER y periodico El Universal