Neutralidad en la red

0

Rodrigo Pérez Alonso

En la ciudad de Moscú, las avenidas principales tienen un carril exclusivo para automovilistas que cuentan con un permiso especial del gobierno para transitar sobre ellos. Los usuarios pagan una alta suma para usar un carril libre, donde se puede viajar a altas velocidades mientras los demás automovilistas son relegados a esperar en embotellamientos. Este mismo concepto se ha debatido, aplicado a internet, en la FCC de Estados Unidos: considerar si internet debe contar con carriles exclusivos o no. El concepto tiene que ver con la denominada Neutralidad de Redes, que significa que ningún proveedor de servicios de internet puede privilegiar a ciertos contenidos sobre otros, dotando así a algunos de un carril exclusivo para transitar a velocidades más rápidas que otros servicios en internet. ¿Por qué habría de dotarle a algunos contenidos de un carril exclusivo? La respuesta tiene que ver con los proveedores. En Estados Unidos los proveedores tradicionales de internet de banda ancha son cableras y telefónicas (móviles y fijas). La actividad principal de las cableras es y siempre fue principalmente proveer contenidos de televisión. Con el advenimiento de la banda ancha y la convergencia las cableras empezaron a prestar también servicios de internet y telefonía. Sin embargo, con la Web 2.0, surgieron servicios de video a través de páginas como YouTube y NetflLx. Esto claramente creó un conflicto para los proveedores, que vieron un riesgo en sus modelos de negocio tradicionales, por lo que algunos (como Comcast) empezaron a degradar la velocidad de las conexiones a sus usuarios cuando bajan ciertos contenidos como videos o contenidos que no tienen prioridad y ocupan mucho ancho de banda. Incluso para las telefónicas, la existencia de servicios de voz por IP como Skype se comen a su mercado tradicional de telefonía. La importancia de la Neutralidad de Redes es mantener a la red de internet abierta. Hasta ahora, el internet ha sido una semilla de innovación de servicios e incubadora de nuevos negocios. Así surgieron Twitter, Facebook y Google, entre otros. A raíz de todo ello, la FCC consideró crear reglas específicas de Neutralidad de Redes a efecto de que el internet se mantuviera abierto. Por ello, el 21 de diciembre de 2010 publicó reglas que no cumplieron las expectativas y crearon dos tipos de internet: los basados en redes de telecomunicaciones fijas y los basados en redes de telecomunicaciones móviles. Dependiendo de si se trata de fijas o móviles, la FCC fijó criterios para considerar si es posible darle prioridad a ciertos contenidos por parte de los prestadores de servicios. En el caso de las redes fijas las reglas establecen que los prestadores no podrán discriminar contenidos en forma irracional mientras que, en el caso de las móviles, pueden bloquear ciertos contenidos. Esto crea una gran confusión e incluso incertidumbre jurídica. Ahora, el 14 de enero, una Corte de Apelaciones Federal en EU desechó las reglas de neutralidad de la red de la FCC. Ello significa que las carreteras libres se acabaron. Así, por ejemplo, YouTube y Netflix, sitios que utilizan 19% y 32% del ancho de banda en horas pico de internet, podrían ser obligados a reconsiderar su modelo de negocios y subsidiar la infraestructura de internet que utilizan. Sin duda alguna, este debate será crucial para el futuro del modelo de internet libre que ha predominado hasta ahora. Esperemos no lo transforme para mal.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image