Eliminar la tarifa cero

0

En esta ocasión quiero retomar sustancialmente el artículo publicado por mi colega, Ernesto Piedras, el día de ayer en el diario El Economista.

Ernesto, reconocido experto en telecomunicaciones, hace una amplia explicación del impacto (con datos duros), que podría tener la eliminación de la llamada tarifa cero de interconexión, para terminar llamadas en la red del agente económico preponderante (Telmex/Telcel).

Al referirse a la reforma estructural en telecomunicaciones comenta: “En lo que toca a su asequibilidad y niveles de consumo, la reducción de precios de telecomunicaciones móviles, que asciende a 41%, ha provocado una intensificación en el consumo del servicio, tal que los minutos de uso (MOU por sus siglas en inglés) aumentaron 60%, el envío de SMS 55% y el número de MB navegados en internet móvil 129 por ciento.

No obstante, en materia de gestación de condiciones de competencia, no podemos testificar avances en términos del rebalanceo en el terreno competitivo entre operadores. Ello debido a que el operador incumbente/preponderante en estos mercados, mantiene una participación de mercado en niveles, tanto en ingresos como en suscripciones de telecomunicaciones, en la vecindad de aquellos identificados previo a la entrada del marco institucional, legal y regulatorio de la Reforma (2T13), con 60.9% (apenas 3.9 puntos porcentuales menor) en usuarios y 61.4% (sólo 4.2 pp. menor) en ingresos.

A pesar de ello, la actual asimetría de tarifas de interconexión, con ahorros económicos para los competidores de $360 millones de dólares al año, ha provocado la implementación de estrategias competitivas basadas en adiciones significativas de capital de infraestructura. De manera que en los últimos años concluidos (2014, 2015 y 2016), estos operadores han ejercido un monto de inversión en infraestructura y consolidación de redes, que alcanza $179.8 mil millones de pesos (mmp), equivalente a una proporción de 64.5%, mientras que la razón restante (tan sólo 35.5% o 98.8 mmp) ha sido invertida por el operador preponderante”.

Más claro ni el agua. Sin lugar a dudas, la decisión que tiene en sus manos la Suprema Corte es vital para evitar una regresión de los logros y niveles de inversión alcanzados hasta ahora, gracias a la reforma. La eliminación de esta medida provocaría el descarrilamiento de todos los no-preponderantes, en beneficio solamente de Telmex/Telcel.

Tanto la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de las Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (Canieti), como el Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones (Idet), han manifestado públicamente su rechazo a la eliminación de la tarifa cero.

Estaremos atentos a la decisión de los señores ministros de la Corte.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image