Corrupto, no mártir

0

Gerardo Soria

El Economista

Cuando Rafael del Villar era Subsecretario de Comunicaciones, en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes había la tendencia de fijar tarifas en favor de Axtel.

 

Mony de Swaan pretende hacerse el mártir para vacunarse contra la acción de la justicia. Nada tiene que ver la licitación de televisión digital con sus corruptelas. Por lo menos hay tres casos claramente identificados: la filtración de datos personales de todos los concesionarios de radio y televisión (a través del proyecto Procobhi), acreditada con la fe de hechos de un notario público y que, con todo cinismo, la Cofetel niega su existencia; la triangulación de recursos a través de la Universidad Autónoma del Estado de México (la propia Universidad dice desconocer los nombres de las personas que prestan los supuestos servicios a la Cofetel), y el cabildeo realizado por el propio De Swaan ante ministros de la Suprema Corte en favor de Axtel. Los hechos de este último caso son los siguientes:

 

Cuando Rafael del Villar era Subsecretario de Comunicaciones, en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes había la tendencia de fijar tarifas en favor de Axtel (recordemos aquéllas llamadas de Del Villar con el entonces Secretario, Luis Téllez, que fueron grabadas y entregadas al Presidente por Purificación Carpinteyro, refiriéndose a las tarifas para Axtel acordadas con Tomás Milmo).

 

También en favor de Axtel fue aquella tarifa que se dice que Del Villar firmó como Subsecretario, siendo ya Comisionado, en virtud de que Carpinteyro se negó a firmarla. Ello motivó una denuncia penal que Telcel interpuso en contra del entonces Comisionado.

 

También se recuerda la persecución que recibió Héctor Osuna, siendo Presidente de la Cofetel, que lo llevó a renunciar por negarse a apoyar a las empresas de Tomás Milmo.

 

En ese contexto, y estando ya Mony de Swaan con Molinar, defendió desde Xola, a ultranza, las facultades de la Secretaría para resolver los recursos de revisión que Milmo interponía Contra las tarifas determinadas por la Cofetel. Ahora, De Swaan, con todo su talento histriónico, celebra la autonomía de Cofetel y la carencia de facultades de la Secretaría para modificar las resoluciones de la Cofetel.

 

En el desacuerdo Axtel-Telcel resuelto por la Cofetel para las tarifas 2005-2007, las empresas interpusieron el juicio de amparo. El Juez de primera instancia otorgó el amparo a Axtel. La Cofetel interpuso recurso de revisión por considerar legal y válida la resolución que emitió. El expediente fue atraído por la Suprema Corte. Ya en su carácter de Presidente de la Cofetel, Mony de Swaan y su subordinado e incondicional, McFarland, cabildearon con los ministros de la Corte la defensa de la sentencia favorable para Axtel, en contra del recurso interpuesto por la Cofetel, a la que supuestamente representan.

 

Sorprendió a los ministros que la autoridad no defienda su propia resolución, no obstante, que el Director General de Defensa Jurídica había impugnado dicha sentencia dictada en contra de la Cofetel. Ante la incongruencia en el actuar de Mony de Swaan y McFarland, alguien les recomendó desistir del recurso interpuesto por la Cofetel, y así beneficiar a Axtel, al dejar firme la sentencia de primera instancia.

 

Mc Farland, por instrucciones de Mony de Swaan, ordenó a Luis Canchola, director general de Defensa Jurídica, abdicar del recurso interpuesto por la Cofetel en defensa de su autonomía. Ante tal ilegalidad, Luis Canchola se negó rotundamente, informándole a De Swaan y McFarland que cualquiera de ellos contaba con facultades para hacerlo. Como no es lo mismo instruir a otros que asumir su propia responsabilidad, De Swaan y McFarland decidieron no firmar el desistimiento. Sin embargo, Mony de Swaan pidió que el desistimiento se votara en el pleno y ya listado el asunto en la orden del día, el comisionado Martínez Pous pidió que lo bajaran por lo ilegal y contrario a Derecho que resultaba.

 

Lo que ahora sorprende e indigna es el cinismo de De Swaan al aplaudir y adjudicarse como logro personal las resoluciones de la Corte, que han declarado la legalidad de las tarifas y la autonomía de la Cofetel. Supongo que Axtel ha de estar molesta con la veleta que preside la Cofetel.

 

Todo lo anterior me fue confirmado personalmente por Luis Canchola, el director general de Defensa Jurídica que se opuso a los negocitos de Mony de Swaan.

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image