Conectividad: requiere más análisis

0

2019-05-17

En un contexto previo se señaló que el nuevo Gobierno se sentía poco cómodo con la existencia de órganos reguladores autónomos; quizá sea una buena señal la reunión entre el Ejecutivo federal y el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), en la que lo más destacado es la manifestación de que fue un encuentro positivo en el que se compartieron visiones sobre el sector, particularmente sobre cómo lograr la conectividad en México.

Tal acercamiento es una buena señal porque da a entender que existe un acercamiento institucional, con respeto y en busca de coordinación, que es necesaria para impulsar el crecimiento, dar garantía a las inversiones y caminar de la mano con operadores de telecomunicaciones, a fin de impulsar el acceso a internet.

Por el momento, el punto que unió al Presidente y al IFT fue cómo garantizar que la mayor parte de la población tenga conectividad de internet, particularmente las comunidades rurales y apartadas.

El tema no es sencillo, y seguramente el IFT presentó al Ejecutivo federal el contexto legal y técnico que existe para hacer frente a tamaño reto, particularmente respecto a la idea de que sea el Estado quien preste el servicio de telecomunicaciones con las implicaciones que ello tiene: la competencia ante operadores privados, la prohibición de que redes estatales presten servicios a usuarios finales, los recursos públicos necesarios, así como las experiencias previas en México y en el mundo, sobre las empresas estatales.

Parece necesario mayor análisis, estudios y discusiones sobre cómo debe ser el modelo, por ello es que una labor de coordinación entre el Ejecutivo y el IFT puede ser un punto de arranque; ojalá que no sea la última reunión y que dé pie a analizar otras opciones distintas a una empresa estatal, como esquemas de asociación público- privada para sumar a nuevos inversionistas y a los operadores existentes, observar con detalle los planes de cobertura y crecimiento de los prestadores actuales para no duplicar esfuerzos, incentivos como reducción del precio del espectro radioeléctrico, aprovechar la red mayorista que ya opera en México, entre otras.

Si bien es necesario impulsar la conectividad, también lo es que no se puede realizar de manera acelerada y sin una adecuada planeación, el objetivo es dar un resultado eficaz.

INTERFERENCIAS

Bajo el compromiso con la calidad en el servicio, la empresa ALTÁN, encargada de la red mayorista, recientemente firmó un acuerdo con la consultora canadiense Tutela, con el objeto de recopilar datos sobre el uso de esta red y realizar comparativos de calidad entre redes móviles; sin duda que las mediciones e indicadores que se generen ayudarán a conocer la evolución de los compromisos de cobertura de ALTÁN, que tiene como meta llegar al 92.2% de la población. De acuerdo con esta empresa, a un año del despliegue de su red, lleva conectadas 14 ciudades, 33 pueblos mágicos, mil 900 comunidades rurales, con un total de 42 millones de personas.

Share.

About Author

Especialista en Telecomunicaciones y Radiodifusión