Circuito dedicado / El arribo de la SCT

0

Eduardo Ruiz Vega
La Razón
Finalizó la primera semana del sexenio de Enrique Peña Nieto. Fiel a lo sucedido durante su campaña y posteriormente durante el periodo entre las elecciones federales y su toma de posesión, el Presidente de la República administró a lo largo de estos primeros días de su mandato los nombramientos en las principales dependencias y entidades que conforman la administración pública federal.
La espera, considero, logró un objetivo certero: regresar el foco de atención al gabinete presidencial y con ello elevar en forma simbólica, y material, el peso específico del gobierno federal. Tal vez para muchas personas este hecho no es relevante, sin embargo, como ha demostrado el pasado reciente, el país necesita en estos momentos de un gabinete fuerte y sobretodo digno.
A la Secretaría de Comunicaciones y Transportes arribó, como era esperado, Gerardo Ruiz Esparza. El nuevo titular de la SCT es un abogado egresado de la UNAM que cuenta con una amplia trayectoria en el servicio público en areas relacionadas con las finanzas, el gobierno y señaladamente el desarrollo de infraestructura. Su nombramiento, además de esperado, es perfectamente atinado.
A Ruiz Esparza lo acompañan servidores públicos que conforman un equipo con experiencia. En la Subsecretaría de Infraestructura fue designado Raúl Murrieta Cummings, economista del ITAM y ex-Secretario de Finanzas del Estado de México; en Transporte, Peña Nieto nombró al doctor Carlos Almada López quien, entre muchos otros cargos, se despempeñó como Vocero Presidencial; finalmente, en la Subsecretaría de Comunicaciones se designó a otro economista del ITAM, José Ignacio Peralta Sánchez.
La nueva SCT muestra un perfil de experiencia sin apartarse del conocimiento técnico en áreas especializadas como las finanzas públicas. De la revisión de la curricula vitarum de sus principales funcionarios, puede advertirse que la SCT está llamada a regresar al primer círculo de influencia en Los Pinos. Además, en dos de sus tres subsecretarías, la nueva SCT tiene interlocutores de línea directa con el otrora Coordinador de Políticas Públicas del equipo de transición del Presidente Peña Nieto, hoy flamante Secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray.
Una duda que se mantiene en el ambiente, sin embargo, es el futuro del egendro zedillista en el subsector de las telecomunicaciones. Me refiero a la duplicidad de funciones entre la Subsecretaría de Comunicaciones y la Comisión Federal de Telecomunicaciones, conocida como la “doble ventanilla”. El arribo de un servidor público de la mayor confianza en Los Pinos nos hace pensar que este arreglo disfuncional no desaparecerá. Ya lo veremos.
Mensaje Corto. Los cambios de sexenio se caracterizan por el relevo casi absoluto de los principales cuadros en la administración pública federal.
Así, llega a la Subsecretaría de Normatividad de Medios el experimentado abogado Eduardo Sánchez Hernández, con la misión de normar la política de comunicación social del gobierno federal en su conjunto, incluido el gasto en medios. Felicidades y enhorabuena.
Deja su encomienda, por otra parte, con muy buenos resultados al frente de la Subsecretaría de Comunicaciones el maestro Héctor Olavarria Tapia, especialista en el sector que seguramente tendrá múltiples opciones para continuar ejerciendo su profesión. Farewell and godspeed…

Compartir.

Acerca del Autor

Author Image